sábado, 21 de enero de 2017

Mi pequeña evolución - Ignacio Bellido

Mi pequeña evolución


Una vez al día deberíamos ponernos los cuernos

Todos los días deberíamos sernos infieles, al menos, una vez. No sería una traición ni una deslealtad, sino un acto de amor hacia uno mismo. Coger el autobús de las 7:07  y no el de las 7:17. Ver qué pasa, quién hay a esa hora de la vida, qué luz es la que viste el mismo punto de partida. Cambiar por una noche nuestro lado de la cama,  intercambiar nuestros puestos en el sofá, leer los libros románticos de los que tanto detesto sus portadas. Cambiar el sentido de los itinerarios de vida.

Hacer estas pequeñas revoluciones no sería una traición pero sí un cambio. Una pequeña gran revolución sin guillotinas. Una alborada contra las opiniones de ayer que llevan años sin ser revisadas. Sí, también, por qué no, una bofetada en la cara a todos los demás, un zarandeo a sus propias certidumbres hecho desde algo pequeño, trivial, como pasar por sus casas sin aviso, sin nada urgente que contar, sólo por el gusto de agitar el estanque de sus vidas.

Cometer una infidelidad presente que ponga contra las cuerdas el pasado debería ser materia obligatoria. Un acto de abandono al ayer de uno mismo que pueda llegar a ser doloroso pero sin ser una tragedia. La mayor revolución sería que fuésemos capaces de dejar atrás nuestro pasado. Pasar las páginas de la literatura de nuestra vida y escribir en páginas en blanco otros cuentos. Ser capaces de olvidar nuestra historia de Dickens, de miseria y pesares, o las de castillos, princesas y caballeros.Cambiarlas. Elegir la historia que queremos escribir y escribir uno mismo la primera frase. Hacerlo no es una infidelidad, es felicidad. ¿Cómo va a ser perjudicial escribir el cuento que quiero vivir sin haber elegido de antemano las palabras?

Cada día deberíamos hacer una mínima revolución en nuestras vidas. Mejor dicho, una evolución. Sería un acto positivo, una cuestión de fe en un futuro que creemos puede mejorarse. Un futuro, un mañana que es hoy cnstruido a nuestro antojo. Evolucionar es mejorar, es ir un paso más allá, ir hacia delante eligiendo la dirección. Mi evolución puede ser para ti un retroceso, un volver a la casilla de salida. Para mi evolucionar, no es ser otros, es ser diferentes, es ser mejores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante