viernes, 8 de enero de 2016

La Yaya Tiene Móvil

Foto de La abuela con WhatsApp y SmartPhone
Fotografía de Roberto Peri extraída de Getty Images

La yaya tiene móvil


El día que la abuela decidió tener WhatsApp porque desconectarse no es una opción


¡¡La yaya tiene móvil!! Es la frase más repetida por mi sobrina tras el día de Reyes. La sorpresa y emoción de los regalos que sus majestades de Oriente desataron en ella hace apenas dos días se han visto superadas por las consecuencias del después. Mi sobrina, así como mis hermanas y yo, junto con el resto de familiares y amigos de mi madre nos enfrentamos a una nueva forma de relación con ella.

La abuela ha decidido dejar atrás el mundo analógico y dar el salto adelante hacia el mundo digital. Se acabó para ella el ser receptora de mensajes de los medios de comunicación de masas y, a partir de ahora, tiene la oportunidad de convertirse, ella misma, en su propio medio de comunicación. El proceso será lento y, sobre todo, esperamos que el viaje en el que ahora se embarca sea largo.

Empieza la aventura digital para la abuela. Quiero utiliza el caso de mi madre y lo que le aguarda par recordarnos a todos lo que el universo digital nos ofrece a todos y que quizá, hayamos olvidado o quizá ni siquiera hayamos tenido en cuenta.

Internet es nuestro laboratorio personal donde podemos experimentar con mensajes, conductas y propuestas que luego podemos llevar al mundo físico

El mundo digital nos aporta una mayor percepción de autonomía y este es su principal valor. el uso de los medios sociales nos hace más independientes porque reduce nuestros niveles de dependencia de los otros para poder socializar. Encontramos en ellos un recurso en los que podemos saltarnos conectores o mediadores para desarrollar relaciones directas que antes podrían estar condicionadas por la presencia obligatoria de una tercera persona.

Las relaciones y comunicaciones directas se tornan más sencillas y accesiblles. Se acabó el tiempo y el momento de llamar a lugares como ocurre en el mundo analógico donde no llamamos a personas sino que lo que hacíamos era llamar a un lugar en el que las probabilidades de que la persona con la que deseábamos contactar se encontrase allí eran elevadas. Ahora llamamos y comunicamos con las personas, independientemente del lugar en el que se encuentre. Desde hoy puedo estar en contacto con mi madre independientemente de que esté en a peluquería, el supermercado o de turismo y viceversa.

Las redes sociales nos aportan más relaciones y más duraderas

El universo digital nos permite desafiarnos a nosotros mismos y poner en valor las propias decisiones. En este nuevo ecosistema nos da la oportunidad de cuestionar lo establecido e incluso romper viejas rutinas, valores, hábitos y creencias al tener al alcance de la mano una nueva forma de experimentar la vida. ¿Cómo? El entorno internet se convierte en nuestro laboratorio de experimentación,  nuestro campo de pruebas particular cuyos hallazgos podemos incorporar a nuestro mundo físico: más información para desenvolvernos mejor, informaciones sobre nuestros amigos y familiares que nos ayudan a comprenderles mejor y descubrir planos nuevos de ellos que desconocíamos

Los medios sociales y las redes sociales nos permiten mantener relaciones con un mayor número de individuos (en el mundo analógico nuestra red de relaciones habituales apenas alcanzaba las 50 personas) durante períodos de tiempo más prolongados. Las redes nos permiten mantener el contacto y sortear barreras geográficas y temporales. Las redes sociales nos aportan más relaciones y más duraderas modificando con ello la percepción del número de personas con la que nos relacionamos pues podemos mediante un solo mensaje, relacionarnos con muchas personas. 

Así mi madre, desde ayer, es más autónoma, ganará capacidad de decisión, podrá seguir haciendo frente a nuevos retos y tendrá la oportunidad de seguir en contacto con su red de relaciones, aumentar la frecuencia de los contactos entre ellos y el número de personas con las que relacionarse. 

Bienvenida madre, has llegado para quedarte porque desconectarse, desde hoy, ya no es una opción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante