jueves, 18 de junio de 2015

Encontrar la forma de decir adiós

Tras cuatro meses de convivencia llega el momento de decir adiós. Toca desligarse del hábito que da el contacto, desprenderse de un lugar de encuentro, un tiempo en común y un trayecto compartido. Hay que decir adiós, encontrar las palabras adecuadas para decir "esto se acaba" como si se tratara de un gesto cariñoso. Lo hago  con el deseo de no volver la vista atrás para acabar convertido en estatua de sal. Creo que las miradas, los recuerdos y los anhelos de los ciento veinte días deben ser la fuerza que nos empuje hacia delante.

Carta de despedida del curso Marketing y Compraventa Internacional



Llega el momento de decir adiós porque así lo exige el calendario. Una sucesión de días fríos, lluviosos que nos ha permitido gozar de los más cálidos. Nos despedimos con la promesa de que el calor con el que hoy nos separamos sea parte del calor que nos abrigue cuando vuelva el frío.

Decir adiós es siempre un gesto doloroso, el desprendimiento de una parte uno mismo. Decir adiós debería ser regenerarse, no desprenderse. Un episodio en el que dejar atrás algo de lo que hemos sido, la ayuda que necesitamos para ser lo que seremos y nos sirva para conocer a quien hoy somos.

William Faulkner decía "el pasado no pasa nunca porque es una dimensión más del presente" y Hector Abad Faciolince los describe a la perfección en su novela "El olvido que seremos". Nos despedimos pero seguiremos siendo porque, al final del todo, recordaremos qué hicimos y jamás olvidaremos a aquellos con quién lo compartimos.

Ahora nos toca a cada uno convivir con nuestro duelo. El duelo por aquellos que siguen siendo pero ya no están. El duelo de perder el placer de ser y estar contigo, el duelo del placer que me generaba que estuvieses y fueses conmigo.

Duelo que se convertirá en disfrute al imaginar, con el paso de las estaciones, cómo seguirás siendo ya no siendo tanto este que eres.

Adiós a todos los que están y a los que estuvieron

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante