jueves, 30 de abril de 2015

Decálogo de Marca Personal

Lista de las diez marcas para alcanzar el éxito en nuestras relaciones y encontrar un lugar en su corazón donde poder quedarnos a vivir.


1.- Tu marca es el rastro, la huella que ha quedado de lo que hemos compartido.

2.- Tu marca es el aviso, la cicatriz de lo que hemos resistido.

3.- Tu marca es el recuerdo de que ya no estás pero aún no te has ido.

4.- Tu marca es el legado que ha quedado de lo que lo he querido.

5.- Tu marca es el contacto, un encuentro, un episodio no emitido de lo que todavía no he vivido.

6.- Tu marca es el resultado, un logro, un hito, una muestra de lo que he podido.

7.- Tu marca es el registro, una búsqueda exhaustiva de lo que aún no he conocido.

8.- Tu marca es el límite, la frontera que delimita lo que he transgredido.

9.- Tu marca es el alivio , la satisfacción de encontrar más de lo que he pedido.

10.- Tu marca es el olor que permanece en mi piel por haberte escogido.


Decálogo de Marca Personal por Ignacio Bellido

Las relaciones, los encuentros que nos marcan son aquellos que nos dejan un legado, un aprendizaje, un sentimiento vivido. No se trata de que me cuentes lo que haces, lo que eres capaz de hacer, sino de lo que sientes, hemos sentido y podremos sentir. Recuerda que puedo olvidar lo que haces, puedo olvidar lo que dices pero jamás olvido cómo me haces sentir. Ésta es la esencia de una relación con una marca y, cada uno, somos nuestra propia marca, vamos dejando su impronta en cada encuentro.





martes, 28 de abril de 2015

Lo Personal Es Tu Marca

Durante los últimas semanas hemos estado hablando en el aula sobre la importancia de construir marca, entendida como una proyección a largo plazo de una identidad y personalidad por la que queremos ser conocidos y reconocidos.

Una marca tiene varias definiciones o categorías dependiendo del impacto o audiencia a la que llega.


Recorre desde una marca personal que es la que cada uno de nosotros construimos a diario y que tiene un alcance limitado a las personas con quienes entablamos contacto hasta una marca país, construida por las identidades de sus ciudadanos, empresas e instituciones y que alcanza una audiencia globalizada.

Una marca personal se construye desde el propio talento.


Construimos marca personal de dentro hacia fuera, no podemos impostar una marca personal ya que, más pronto que tarde, se descubrirá el fraude. Para que cada cual construya su marca ha de descubrir ¿cómo conecto con los demás? y ¿cómo soy capaz de activar oportunidades a partir de los mensajes que lanzo? Así como analizar en qué momentos y escenarios es más efectivo y adecuado la presentación de tal mensaje.

Una marca personal se construye desde un plan de acción que comienza con un ejercicio de autodescubrimiento. Las preguntas básicas desde las cuales proyectarnos en los demás y construir un plan de acción. Las preguntas que orientarán el proceso son sencillas ¿Quién eres? ¿Qué quieres? ¿Qué haces para conseguirlo?

Las respuestas a estos interrogantes se orientarán desde la perspectiva de centrar nuestros esfuerzos de acción desde lo que soy capaz de aportar a los demás y menos en lo que soy capaz de hacer. Hablemos de nuestro potencial de ayuda y no de nuestro desempeño. De cómo puedo contribuir a aquellos con quienes me relaciono y deseo relacionarme, evitando la presencia del ego y centrándonos en lo que aporto al conjunto. Un ejemplo de una marca personal mal construida la representa el futbolista Mario Ballotelli como reseña David Blay en "Balotelli el paradigma de la sociedad que fuimos" en dónde ahonda en que el verdadero valor está en lo que uno es capaz de aportar al conjunto en vez de la capacitación individual para el desempeño.

Arancha Ruiz en una reciente entrevista en el programa Para todos la 2, con motivo de la presentación de su libro El mapa de tu talento, reflexionaba sobre un hecho a tener en cuenta. Nuestra esperanza de vida es más larga que la esperanza de vida de las empresas por lo que tendremos que construir nuestra marca ya que ésta sobrevivirá a las empresas en las que podemos trabajar. Es más, probablemente la profesión que hoy desempeñamos hoy desaparecerá en los próximos años. Por lo que nuestra marca, como todo buena marca, debe seguir mostrando su potencial y mostrarle al entorno en el que se desenvuelve su capacidad para aprender a evolucionar porque todo cambia, nada permanece.