viernes, 26 de diciembre de 2014

Unicornios contra la inteligencia

Existe una campaña protagonizada por un unicornio que atenta contra la inteligencia del espectador. Para mí, es la peor campaña de comunicación de todo el 2014. Por eso la considero la peor campaña del año.


Vive un momento unicornio es el peor anuncio de 2014

Os la describo. La campaña vive un momento unicornio es lanzada por un portal web just-eat.es encargado de ofrecer un servicio de entrega de comida a domicilio. En esta campaña se muestra a una pareja de adultos jóvenes (edad aproximada 30-35 años) que se encuentran en su domicilio ante el dilema de tener que preparar la comida, la mujer aparece en la zona de la cocina mientras el hombre está cómodamente sentado en el sofá navegando por internet. En ese momento, mientras el varón está usando una tablet se les ocurre pedir la comida a domicilio con lo que comienza a experimentar su momento unicornio: la escena cambia y aparece una situación de ensoñación en la que aparece el unicornio junto con el varón en una situación un tanto absurda.


¿Por qué creo que el momento unicornio es el peor anuncio de 2014? Ahora mismo te lo respondo. He de reconocer que siempre que veo este anuncio me aparece este pensamiento “¡¡¡¿¿¿pero qué…… es está???!!!”. Esta campaña me descoloca por completo porque me hace dudar de mi inteligencia al no encontrarle sentido ni razón de ser. Más aún cuando la campaña lleva en antena más de tres meses y sigue despertando el mismo sentimiento de antipatía que el primer día.

La verdad es que no acabo de comprender cómo esta campaña, de la cual me considero el target al que va dirigido, continúa en antena si todos aquellos a quienes he consultado sobre ella también afirman reconocer que no les gusta en absoluto. El intento por tratar de crear una campaña desenfadada, con un toque de humor absurdo  creo que no se ha conseguido en absoluto y por eso he optado por seleccionarla para que, por favor, si alguno de vosotros tiene en su mano la capacidad de hacer una campaña no hagáis una como esta.


Hay una máxima en todo proceso de comunicación “puedo olvidar lo que dices, puedo olvidar lo que haces, jamás olvido cómo me haces sentir” y creo que los publicistas de la campaña no han tenido en cuenta ese factor. Este es el principal valor que me enseña esta campaña, que no me acercaré a ti, sino que te repudiaré si lo que haces es que me sienta como un idiota. Como decía Eleonora Roosvelt “nunca dejes que nadie te haga sentir inferior sin tu consentimiento”.

Por otra parte un valor que aporta esta campaña es que la visibilidad de la marca o empresa no es útil si el reconocimiento que hacemos de ella va asociado a algo negativo. Cómo se me va a pasar la ridícula de volver a verte, de querer saber de ti, de ayudarte, si me haces sentir como un idiota. Lo siento pero conmigo no. ¿A ti cuál te parece el peor anuncio de 2014?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante