sábado, 15 de marzo de 2014

Primeros Besos en Bocas Prestadas

Los besos más bellos son los besos primeros. Los escalofríos que recorren el cuerpo del primer encuentro directo entre dos cuerpos. La transgresión primera de la barrera. Los nervios, las dudas, la incertidumbre que nos invaden al querer descubrir si seremos aceptados en un territorio inexplorado. La vergüenza de reconocer explícitamente que queremos llegar a esa parte del mundo que es otro mundo pero que deseamos que comience a formar parte del propio. Por eso besamos.

Un beso nos da la posibilidad de conectar emocionalmente con otra persona. Recordamos esa primera conexión pero nunca tenemos el registro visual de aquel momento. Conforme vayamos dando más besos las sensaciones experimentadas se vuelven reconocibles y los nervios, las incertidumbres y los miedos desaparecen porque ya sabemos que seremos aceptados. Estos besos que dejaremos registrados fotográficamente o en vídeo y que contemplaremos en otros momentos en los que los anhelemos siguen siendo besos, pero no son el primero.

Esta semana un vídeo titulado First Kiss ha invadido las redes. En él podemos ver cómo parejas de desconocidos se encuentran por primera vez a través de un beso. Su éxito se debe a que nos ofrece la oportunidad de contemplarnos a nosotros mismos en una situación que hemos vivido en muchas ocasiones pero en la que nunca nos hemos visto. Nos brinda la oportunidad de proyectarnos en los protagonistas del vídeo e identificar nuestras reacciones en las suyas. El lenguaje no verbal que empleamos y que denota la fuerza de la conexión que estamos dispuestos a testear a través del contacto de los labios. Vemos besos apasionados, besos frenados, besos prudentes y besos sinceros.



Contemplar esta escena es querer descubrir qué envuelve la magia que rodea un beso. Un deseo de conocimiento de una de nuestras armas más poderosas. De anhelar el beso que deseamos recibir, la intensidad del sentimiento que moviliza a darlo. Recordemos que según como besemos nos seguirán besando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante