miércoles, 25 de diciembre de 2013

La Empatía del Héroe: Batkid elimina el Crimen de San Francisco

Batkid ayuda a Batman a proteger la ciudad de San FranciscoLa capacidad de sorprender del ser humano es inagotable, más aún cuando la cooperación de muchos permite cumplir el sueño de unos pocos. Un ejemplo ha ocurrido en la ciudad de San Francisco, en Estados Unidos, cuando Miles Scott, un niño de apenas cinco años a quien se le diagnosticó leucemia apenas dieciocho meses después de haber nacido, ha conseguido acabar con el crimen en la ciudad californiana.

La colaboración desinteresada de más de siete mil personas ha hecho realidad que Miles Scott “BatKid” haya visto cumplido su sueño y sacar de su rostro una sonrisa inigualable. La Fundación Make a Wish es la que ha hecho posible llevar a cabo este proyecto y cumplir el sueño de Miles Scott de convertirse en Batman

La historia tiene su miga, nada más llegar a San Francisco el joven Batkid, quien pensaba que iba a la ciudad a comprar el disfraz de su amado superhéroe, recibió un aviso de Greg Surth, jefe de policía de la ciudad, a través de la televisión para que le ayudase a combatir el crimen.  Miles se ha lanzado a la calle en su Batmóvil a enfrentarse a los malhechores que ponían en peligro a los ciudadanos de San Francisco. En mitad de la calle se ha enfrentado al villano Enigma, tras rescatar a una mujer que estaba indefensa y desprotegida, a quien ha visto salir huyendo tras robar  uno de los bancos más importantes de la ciudad. Tras capturar a Enigma Miles Scott Batkid aún ha tenido tiempo de atrapar a Pingüino, otro de los villanos que comprometían el orden en San Francisco. Por todo ello, el alcalde de la ciudad le ha hecho entrega a Batkid de las llaves de la ciudad.

Miles Scott Batkid recibe las llaves de la ciudad  de San Francisco de manos del alcalde

El caso de Miles Scott es un ejemplo de cómo muchos seres humanos pueden llegar a sentirse uno con los demás, base de la solidaridad. En este caso, esas siete mil personas que han participado en que el sueño de Batkid haya sido posible, han considerado justa la causa y el motivo para movilizarse en ayudar a la familia Scott.


Estas conductas de ayuda son posibles porque nuestro cerebro dispone de un sistema límbico, recubriendo nuestro cerebro reptil,  gracias al cual nos emocionamos, somos capaces de construir familias y con ellas el instinto de protección de quienes consideramos nuestros iguales. El desarrollo de la vida en grupo a partir de este grupo primario que es la familia, nos ha permitido desarrollar habilidades más complejas y avanzadas dando lugar a entornos sociales de cooperación.

La cooperación requiere que todos los integrantes de un grupo o sociedad sean capaces de coordinar sus acciones, de actuar de manera sincronizada, por eso corremos cuando vemos a otros correr, lloramos cuando los demás lloran, reímos cuando otros ríen, bostezamos cuando otros bostezan o compramos cuando otros compran. Así es como se origina el contagio emocional propio de los animales sociales, base de la empatía, de la capacidad para sentir lo que sienten las personas que nos rodean.

Estas dos capas no son suficientes, el desarrollo del cortex cerebral el ser humano y otros animales, como los elefantes y los delfines, ya no sólo son capaces de comprender las emociones de los demás, sino que son capaces de poner en marcha comportamientos de ayuda, lo verdaderamente inteligente que a lo largo de nuestra vida aportamos al planeta.

El caso de Miles Scott es un ejemplo de cooperación y empatía que parte de la comprensión de las dificultades que él y su familia han tenido que atravesar durante sus primeros años de vida, hasta el mayor de los contagios al poder experimentar, junto a él, la felicidad de un sueño realizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante