lunes, 30 de septiembre de 2013

¿Por Qué Corren tanto los Keniatas?

Wilson Kipsang bate el Record del Mundo en el Maratón de BerlínEl keniano Wilson Kipsang batió el record mundial de Maratón tras imponerse en el Maratón de Berlín con un tiempo de 2h 3m 23s. Con esta marca ha conseguido reducir en 15 segundos la marca que su compatriota, PatrickMakau, logró dos años antes en el mismo recorrido por las calles de Berlín junto a la puerta de Brandemburgo. Curioso que lograse el record pese a no ser el primero en cruzar la línea de meta ya que se le adelantó un corredor anunciando un portal web relacionado con la prostitución.



El record se cimentó en los últimos 12 kilómetros, al contrario de lo que hizo Makau en 2011 del que ya hablamos  en “Populares de Record”, valiéndose del trabajo de sus liebres que con un ritmo infernal le pusieron a las puertas del record. Tras esta nueva hazaña del atletismo africano surge de nuevo el interrogante “¿Por qué corren tanto los keniatas?”, interrogante al cual la antropología, la genética y otras disciplinas han intentado dar respuesta.

A este interrogante son varias las investigaciones que se han llevado a cabo para descubrir el secreto, uno de ellos es el libro de Adharanand Finn “Correr con los keniatas”, e incluso el atleta español Arturo Casado realizó su trabajo de investigación acerca de este tema.



El dominio en las grandes pruebas atléticas de carácter internacional por parte de los corredores provenientes de Kenia durante los últimos años se ha convertido en un enigma para la prensa deportiva. Al igual que los tarahumaras son especialistas en carreras de ultradistancia que dio lugar al bestseller “Nacidos para correr” y de lo que se habló en el último programa de Acento Robinson.


Un dato que llama la atención respecto al atleta keniata es que su gran mayoría proviene de la tribu Kalenjin, ubicada en el valle del Rift, en la que el hecho de correr largas distancias es una práctica muy habitual. Se trata de una población de apenas alcanza tres millones pero su capacidad de generar atletas del máximo nivel para la media y larga distancia resulta asombrosa. John Manners sostiene que esta predisposición a la carrera a pie proviene de la práctica del robo.

El robo del ganado en esta zona del Rift es algo frecuente ya que una cabeza de ganado es una fuente de riqueza y de estatus para los kalenji. Robar ganado es por tanto un fuerte incentivo económico y facilita el acceso a mujeres y es que "Correr aumenta el éxito reproductivo". Cuanto más ganado se es capaz de acumular más rico se es. Para poder serlo de forma inmediata el robo de ganado ofrece una excelente oportunidad, sólo es necesario ser capaz de correr rápido durante largas distancias. Casi nada.

Un grupo de mujeres KalenjinNo caigamos en el error de indicar como la única causa de la cantidad de atletas keniatas en las pruebas internacionales al robo del ganado. Los componentes culturales también son de suma importancia. Entre los kalenjin es norma el aplazamiento de la gratificación, su visión se centra no en los logros inmediatos sino que actúan movidos por unos fines a medio y largo plazo, la búsqueda continua de nuevos desafíos. Una cultura deportiva en la que priman los deportes individuales sobre los colectivos, la gran importancia que se le otorga al esfuerzo y la capacidad de superar a los rivales hace que de las 50 mejores marcas de todos los tiempos en el Maratón 40 sean de originarios de esta tribu.

La repentina irrupción de los atletas keniatas en el atletismo internacional no se debe a un acto de generación espontánea, sino que tiene su origen en los Juegos Olímpicos de México en 1968. En aquellos juegos aparece el que se convertirá en un modelo a seguir para los kalenjin, Kipchoge Keino al ganar la medalla de oro en los 1500 metros y la plata en los 5000 a pesar de estar enfermo. Keino se convierte en todo un héroe y en un modelo de éxito a seguir para los keniatas. Comienzan a ver en Keino y en el atletismo una oportunidad para alcanzar el éxito y llegar a altas cotas de bienestar.

Kipchoge Keino se impone en los 1500 metros en los Juegos Olímpicos de México en 1968

Arrastrados por el éxito en estos juegos se comenzaron a crear en Kenia un conjunto de infraestructuras relacionadas con el atletismo, se reclutan a entrenadores europeos de primer nivel para que formaran a los atletas locales…  Esta inversión, unida a las ventajas que proporciona la altitud en la preparación atlética así como el clima templado que se disfruta en esta zona, ha hecho de Kenia la potencia mundial que es hoy en el atletismo. Un chiste dice que si lo que queremos es tener opciones de vencer a los atletas keniatas lo mejor que podemos hacer es desarrollar una red de transporte público en el país africano.

martes, 24 de septiembre de 2013

Menos Sexo gracias al Ahorro y los Recortes de Rajoy

Las Relaciones Sexuales Clandestinas más DifícilesEl sexo esporádico requiere el derroche y el dispendio de todos los recursos disponibles por parte del hombre en el momento que desea manifestarle a una mujer que desea tener acceso sexual. En los tiempos que estamos Mariano Rajoy, Luis de Guindos, Cristóbal Montoro y Angela Merkel proclaman la austeridad y el ahorro lo que tiene poco de excitante. Con esta apología de la contención del gasto los políticos no sólo están poniendo en jaque nuestra inteligencia ("Políticas para ser más tonto que un político") sino que, además, ponen en jaque nuestra libertad sexual.

Las políticas de los últimos meses van orientadas a que la ciudadanía se apriete el cinturón y contenga el gasto. Que racionalice su comportamiento económico en aras de un progreso futuro. Si la contención del gasto público va en contra de la inteligencia de las personas a las que va dirigido, el ahorro provoca un menor número de posibilidades de que un hombre encuentre una amante. 

El Latin Lover cree que el mundo no ha cambiado¿Cuál sería entonces el éxito de esos latin lover que todos envidiamos? Por ejemplo, la pasada semana en el programa "Quién Quiere Casarse con mi Hijo", el padre de uno de los participantes le ofrecía a las candidatas que compraran el vestido que quisieran en una tienda mientras el iba anotando el precio de los vestidos elegidos por cada una de ellas. Bien, al final, este "latin lover" hacía comentarios burlones acerca de lo que una y otra candidata habían gastado haciendo comentarios irónicos a aquellas que eligieron los más caros. Éstas estaban siendo las más racionales de todos pero, a este señor pareció no gustarle en exceso, pues a fin de cuentas se estaban comportando como algunos de los políticos españoles (máximo beneficio-mínimo coste).

En tiempos de crisis la tasa de divorcio y separación se reduce, al estar en una situación económica de incertidumbre las parejas opten por aferrarse a la que ya tienen por el miedo a perderlo. Esto es una simple máscara. Si optamos por hacer lo que los políticos proclaman y nos volvemos hombres económicos en estado puro lo único que lograríamos sería el fin de la especie. Ninguna mujer querría acostarse con un hombre así (especialmente ante la proposición de relaciones esporádicas).

¿Por qué rechazaría una mujer a un hombre así? Porque en los albores de una relación el hombre debe hacer dilapidar sus recursos en ella. Si, por el contrario, se pasa el tiempo valorando cada coste, esperando obtener un beneficio superior al mismo la infidelidad tendría los días contados así como los encuentros sexuales arrebatadores movidos por la pasión y los impulsos más primarios.

El Latin Lover tiene un Look inconfundibleLos políticos promueven un modelo de individuo autorregulado emocionalmente, incapaz de verse arrastrados por su ser emocional. Se trata de un individuo sin pasado ni futuro, alguien que sólo vive en el presente, por lo que al carecer de una identidad con historia y proyección considera el hecho de acostarse con una mujer como un derroche improductivo de energía, tiempo y recursos. No ofrecería ningún beneficio económico inmediato por lo que cada una de las opciones de este tipo que se le presentasen serían rechazadas.


Gracias a Mariano Rajoy y sus políticas los matrimonios de hoy tienen garantizada su continuidad. Los solteros ven confirmados sus peores pronósticos. Los amantes descubrirán el dolor de su pasión. La especie pierde una de sus principales herramientas para la adaptación, la flexibilidad y el control de nuestro propio destino, que cada día que pasa, parece que se nos aleja de nuestras manos.

martes, 17 de septiembre de 2013

Amigos en Facebook para Combatir la Infelicidad

Las Redes Sociales se han convertido en un medio para encontrar parejaTratamos de vivir bajo un engaño al querer construir una imagen perfecta y plena de felicidad en nuestras relaciones sentimentales. Dejamos de tener en cuenta y obviamos que toda relación afectiva lo es porque, fundamentalmente, es capaz de hacer frente, gestionar y superar períodos de infelicidad. Vivir estos momentos de dificultades resulta complicado e incluso frustrante. Los vivimos con impotencia y tenemos la sensación de carecer de las fuerzas suficientes para afrontarlos. Sin embargo, experimentar y sentir el dolor de estos momentos de angustia, aún siendo una tarea difícil, puede ayudar a que los miembros de la relación se vuelvan más sensitivos, los niveles de empatía entre ellos aumenten y una relación que se creía destruida salga fortalecida.

La gente quiere enamorarse, sin darse cuenta que en la vida lo difícil es enamorarse bien. Movidos por este deseo terminamos por engañarnos a nosotros mismos. Dejamos de ser honestos con nuestros propios sentimientos a fin de reducir el miedo  a vernos solos. En los últimos años hemos encontrado un espacio en el que poder reducir la sensación de aislamiento y poder sentirnos vinculados a los demás: las redes sociales digitales.

Las Redes Sociales satisfacen nuestro deseo de pertenencia al grupoUna de las necesidades básicas del individuo ,como indicaba Maslow en su famosa pirámide, es la necesidad de pertenencia. El deseo de sentir que encajamos, que formamos parte de algo. Para conseguir este propósito ponemos en marcha múltiples interacciones con nuestra familia, nuestros amigos, mediante un abrazo, un saludo, vistiendo la camiseta de nuestro equipo o grupo musical favorito… Durante toda nuestra historia evolutiva para que este sentimiento de pertenencia se produjera hemos necesitado que los participantes en la interacción coincidieran en un mismo espacio y tiempo. 
Con el desarrollo de nuevos canales de comunicación esto se ha visto alterado, desde la llegada del correo postal, la invención del teléfono o, más recientemente, con la extensión de internet.

Las interacciones en las Redes Sociales son consideradas como gestos de afecto y cercaníaA día de hoy podemos sentir que pertenecemos haciendo “clic”, chateando con alguien o indicando que “me gusta”. Aunque pueda sonar extraño quizá experimentemos estas interacciones a través de la red de la misma manera que experimentamos un abrazo, una palabra de ánimo en un momento de debilidad… Las interacciones que generamos en las redes sociales nos ofrecen la sensación de estar conectados. Creemos que pertenecemos. El desarrollo de la tecnología nos ha dado la oportunidad de satisfacer esta necesidad básica de pertenencia, necesidad que antes satisfacía la religión (“Religión, la Gran Red Social”).

Las redes sociales rebosan a diario de mensajes y publicaciones en los que los usuarios informan acerca de lo que han comido, de los lugares que han visitado, de sus estados de ánimo, de sus opiniones acerca de un suceso.  Estas publicaciones sirven para quienes las escriben como una especie de diario de bitácora en el que van registrando su propia historia y, al mismo tiempo, es una vía a través de la que intentamos compartir algo. Buscamos mediante la exposición de estos pequeños actos intrascendentes muestras de amor y reconocimiento. Deseamos retroalimentación del resto de miembros de la red para sentir que existe una conexión emocional entre nosotros.

Hacemos uso de las redes sociales cuando nos sentimos aisladosQueremos sentir que formamos parte de una misma unidad social. Queremos sentirlo en cualquier momento y a cualquier hora. Poblamos nuestros espacios vitales de las herramientas que nos permitan sentir que estamos conectados: ordenadores portátiles, tablets , televisión, PC, teléfono móvil, video consola…  Queremos tener al alcance de la mano la posibilidad de experimentar que pertenecemos, aún estando físicamente en un entorno, situación o contexto en el que nos sentimos completamente ajenos como ocurre en los llamados “no lugares”: salas de espera, transporte público… Aún cuando sabemos que nuestra identidad queda suspendida, podemos, gracias a nuestros teléfonos con conexión a internet recuperar al instante nuestra identidad.

Recurrimos a cada instante a consultar la pantalla nuestro teléfono (estudios recientes afirman que, como media, consultamos nuestro teléfono cada once minutos). Necesitamos sentir que estamos conectados aún estado distanciados (“Separados pero Conectados”). Cuando estamos solos nos sentimos infelices, por eso necesitamos del otro. Queremos tener la certeza de que alguien nos quiere, que se preocupa por nosotros, que está interesado en lo que nos pasa… Buscamos en el entorno digital esa certeza de forma inmediata. Generamos en las redes interacciones que fuera de ellas nos resultarían imposibles e inadecuadas, ya sea por la hora a la que se producen, el contenido de la conversación o, simplemente, porque ese contacto fuera de ellas no se habría producido porque iría en contra de muchos convencionalismos sociales.

Sentir que podemos encontrar a alguien cuando nos sentimos infelices y exponerle lo que nos pasa, aunque finalmente no lo hagamos, reduce nuestros niveles de ansiedad. El mero hecho de creer que hay alguien a quien podemos pedirle ayuda nos ayuda a afrontar mejor cualquier acontecimiento negativo. A mi modo de ver, aún pudiendo tener muchas ventajas, las redes sociales también tienen sus desventajas.
La primera y más evidente es la pérdida de intimidad. Pero por encima de ella, considero que hay otra mucho más peligrosa y que nos ha llevado miles de años de evolución conseguir: la capacidad de manejar habilidades y claves comunicativas que nos permitan acercarnos realmente a otra persona. La capacidad de crear una relación de confianza real con el otro. Porque, como decía al principio, para poder superar momentos difíciles y poder decir que nos hemos enamorado bien necesitamos de algo más profundo y sincero que Facebook, WhatsApp o Twitter para poder ser.


Un ejemplo de esto que expongo creo que lo refleja un documental que hace poco vi de nuevo “Catfish” que habla acerca de los engaños en la construcción de las identidades virtuales en una plataforma como Facebook.


martes, 10 de septiembre de 2013

Por Qué Elegimos un Feo como Pareja

En ocasiones la belleza objetivo de uno y otro miembro de la pareja no es equilibradaA la hora de buscar pareja con la que intentar mantener una relación estable buscamos a personas con un rango de belleza similar al propio. En función de lo atractivo o feo que uno se considere buscará una persona del sexo contrario que esté en consonancia con la valoración que uno hace de sí mismo. El factor sexual juega un papel importante en este sentido ya que los hombres tiendes a buscar mujeres más atractivas que ellos, mientras que las mujeres buscan hombres más o menos hermosos en función de la percepción de su propio atractivo. En ocasiones los hombres nos sorprendemos al encontrar a mujeres hermosas con hombres de un atractivo cuestionable y se oyen opiniones del tipo “¡¿Pero qué hace esa mujer con ese feo?!”

La respuesta la obtenemos al descubrir qué es lo que se oculta detrás de esa elección. Tengamos en cuenta que a la hora de buscar pareja buscamos simetría facial y corporal, señales de buena salud, edad, un caminar ágil y con decisión… pero también intervienen factores relacionados con los recursos económicos de los que el hombre dispone como ya mencionamos en “¿AQuién Quieren las Mujeres?”. Elementos de juicio y de valoración que conforme la relación en el tiempo se prolonga van cambiando conforme la intensidad emocional de los primeros encuentros se va mitigando (“Del Enamoramiento a laRotura del Hechizo”). 
Una baja autoestima o una sobreestimación están detrás de nuestra ambición a la hora de buscar pareja
Entra un juego un tercer elemento en la elección de pareja de una mujer: su propia autoestima. La autoestima de una mujer y la evaluación que hace de sí misma es un factor determinante a la hora de decidir qué hombre será su pareja. Cuanto peor sea esta valoración, aún teniendo una belleza objetiva que le otorgue una elevada puntuación, mayor será el desvío de su elección hacia una desequilibrada hacia lo negativo. En una situación opuesta el desequilibrio será el contrario, una chica de menor atractivo pero confiada en sus capacidades y que valora y aprecia su físico, aún sabiendo que objetivamente su atractivo está por debajo de la media, tiene mayores probabilidades de acceder a una mejor pareja sexual. Esta situación también se produce en los hombres  aunque influye en menor medida a la hora de buscar pareja.


Podríamos considerar que podemos manipular nuestro cerebro para autoengañarnos y así optar a mejores parejas sexuales. Sin embargo, el estudio, titulado “If I’m not Hot, are you Hot or Not?”, realizado por la Universidad de Columbia en el que se entrevistó a diversos ususarios de un portal de citas llegó a la conclusión de que, en la mayoría de los casos, esta estrategia del autoengaño no existe y que, hombres y mujeres, como decía la canción de Joaquín Sabina y Fito Paéz  aunque sabemos que nuestra pareja no es la más guapa del mundo sí podemos afirmar que, para nosotros, es más guapa que cualquiera.



Para terminar recuerdo un par de consejos a la hora de intentar conseguir pareja: primero ir acompañados de mujeres, independientemente de que seamos hombre o mujeres, que hace que nuestro atractiva e interés en los miembros del sexo contrario aumente; y cómo no ya sabeís que “Para Ligar Hay que Bailar con la más Fea”.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Música de Jazz en el Europeo de Baloncesto

Un equipo de baloncesto funciona igual que una orquesta de Jazz
Ha comenzado el Eurobasket de Eslovenia esta tarde para españa y hemos podido ver en la pista en muchos minutos a Ricky Rubio, Sergio Rodríguez, Sergio Llull, Calderón y Rudy Fernández. Un equipo de bajitos pero repleto de talento e impredecible por lo que estos jugadores pueden llegar a realizar para resolver una jugada embarullada. Actúan como una orquesta de jazz en las que las notas que van a salir de cada instrumento se desconocen al comenzar la actuación pero con una secuencia de ritmos que todos los integrantes son capaces de seguir.

Jonah Lehrer escribió un artículo en la revista “WiredScience” titulado “Baloncesto y Jazz” en el que hace una lectura de cómo aparece la improvisación. Una serie de actos espontáneos en principio carentes de sentido, se suceden y que, instantes después, dotamos de significado e intencionalidad surgen como una manifestación del talento o de una capacidad muy desarrollada gracias al aprendizaje cognitivo.

La inteligencia de juego se encuentra detrás de la capacidad de los bajitos de capturar rebotesEn el texto se hace referencia a un estudio realizado por un grupo de neurocientíficos italianos, "Action anticipation and motor resonance in basketball players",acerca de la captura del rebote en el baloncesto. La conclusión del estudio es que los mejores reboteadores son aquellos que tienen la capacidad de pensar más rápido que el resto de jugadores sobre la cancha. Para ello han de aplicar los conocimientos que han adquirido tras años de aprendizaje y horas de entrenamiento, es lo que se conoce como "Inteligencia de Juego" y que versa sobre la capacidad de tomar decisiones de manera inmediata. Si miramos la lista de los mejores reboteadores en las últimas décadas en las mejores ligas de baloncesto mundiales nos sorprenderá descubrir nombres de jugadores que apenas superan los dos metros de altura como el español Felipe Reyes, Charles Barkley o el extravagante Dennis Rodman , con sus 201cm de altura llegó a capturar 34 rebotes en un solo partido, poblado de piercings y tatuajes fue una figura clave en la consecución de los anillos tanto de los Chicago Bulls como de los Detroit Pistons.



Para Jonah Lehrer el vínculo del baloncesto con el jazz está en que en ambas disciplinas sus creadores han interiorizado un conjunto de patrones que les permiten ejecutar cálculos complejos en un abrir y cerrar de ojos. La práctica continuada y la capacidad de detectar indicios en el lenguaje musical de unos y en el corporal de otros permiten detectar patrones que llevan a poner en práctica la mejor respuesta motora posible para alcanzar el mejor de los resultados. Los músicos para prolongar un diálogo musical coherente y con significado, el reboteador para aumentar las probabilidades de victoria de su equipo al aumentar el tiempo de posesión de su equipo y, así, reducir el del contrario. Una orquesta, un equipo de baloncesto, en definitiva, cualquier grupo de individuos reunidos bajo un propósito, necesita encontrar el ritmo y los indicios que les permita dar con la tecla que les ayudará a conseguir los resultados deseados, es decir, deben construir un "Cerebro Colectivo".

Para terminar, qué mejor que hacerlo con un poquito de ritmo e imágenes gracias a los propios anuncios que publicitan la NBA y que hacen de ella una competición global. Sin duda, imprescindibles estos videos porque "I Love This Game"







lunes, 2 de septiembre de 2013

Políticas para Ser Más Tonto que un Político

Hemos "Nacido para ser Felices" pero tenemos interiorizada la idea de que el dinero nos reporta la felicidad. Diferentes estudios nos muestran que, alcanzados ciertos niveles de renta, aunque los ingresos monetarios sigan aumentando los niveles de felicidad se mantienen constantes. Una solución para que los niveles de felicidad sigan aumentando, según propone Michael Norton en su libro “Happy Money”, es invertir en los demás en vez de en uno mismo como ha hecho Fernando Alonso al comprar la licencia de la UCI ProTour del equipo Euskatel que estaba destinado a desaparecer. Las conductas altruistas, caracterizadas por el hecho de compartir recursos, aumentan los niveles de inteligencia del grupo que las practica y, con ello, su desarrollo social, cultural y económico. En definitiva, los niveles de bienestar de los ciudadanos de un país aumentarían y con ello su índice de felicidad.

La pobreza provoca una reducción de la inteligenciaLos comportamientos altruistas benefician tanto a los demás como a uno mismo. Esto es algo que sabemos, pero lo que desconocemos es la repercusión que una conducta altruista tiene sobre el orden social. Un modelo de altruismo debería representarlo la política, que no es más la actividad que trata de organizar la convivencia promoviendo un reparto equilibrado de los recursos públicos de cara a garantizar unos niveles mínimos de bienestar que garanticen la supervivencia de los ciudadanos. Son muchos los estudios que nos han mostrado que disponer de escasos recursos económicos provoca una menor capacidad para resolver y hacer frente a los problemas del día a día. Al poseer pocos ingresos los patrones alimenticios se ven deteriorados, el entorno social y cultural en el que comenzamos a movernos nos ofrece cada vez soluciones más primarias, nuestros niveles de estrés y con ello nos volvemos más infelices.

Un estudio de reciente publicación en la revista Science, "Poverty Impides Cognitive Function",  llevado a cabo en poblaciones de Estados Unidos y la India, demuestra que estar en una situación de incertidumbre económica reduce las capacidades cognitivas del individuo. En una entrada anterior hacíamos referencia a cómo la consecución del éxito aumenta los niveles de dopamina en nuestro cerebro lo cual nos hace más optimistas, confiamos más en nuestras capacidades, nos volvemos más creativos y, en consecuencia, más inteligentes. Cuando nos encontramos en una situación de estrés, como es la ausencia de ingresos económicos, nuestros niveles de estrés se disparan y comenzamos a segregar cortisol que genera los efectos contrarios a los que acabamos de mencionar para la dopamina, por lo que, nos volvemos más tontos. La pobreza arruina tanto las esperanzas como la habilidad para alcanzar nuestros objetivos.

La pobreza arruina nuestras esperanzas y deteriora las capacidades cognitivas

La pobreza, entendida como la distancia entre las necesidades de un individuo y los recursos necesarios para satisfacerlos, bloquea nuestras capacidades cognitivas no sólo a nivel biológico, sino que dirige nuestros esfuerzos intelectuales en una sola dirección. Todos los esfuerzos cognitivos e intelectuales se ven absorbidos por una constante preocupación por la situación económica, por realizar un continuo ajuste de cuentas que permita disponer de los recursos suficientes para hacer frente a los compromisos económicos adquiridos, para alimentarse, para garantizarse unos niveles mínimos de bienestar no sólo a uno mismo, sino a su familia y a su descendencia. Esta continua preocupación provoca que nos volvamos menos hábiles a la hora de tomar decisiones y orientarlas en una perspectiva temporal dirigida al medio y largo plazo.

Políticas que reducen los niveles de felicidad y bienestar de los ciudadanosLa situación económica y las decisiones políticas que hemos vivido en España durante los últimos cinco años no sólo han hecho más pobres a los españoles sino, además, más tontos. Seis millones de personas en una situación de desempleo, continuos recortes y aumentos de la carga impositiva que reducen los niveles de ingresos de muchas familias, la asunción de nuevos gastos que hasta el momento estaban sufragados de manera pública… no sólo han reducido los niveles de renta del ciudadano español sino que sus niveles de felicidad se han reducido y  como, muestran los resultados del estudio, su coeficiente intelectual también lo ha hecho.

En este contexto en el que se habla de apostar por la generación de nuevas ideas, cuando se proclama la importancia del emprendimiento, se habla de la necesidad de apostar por la investigación… resulta que, las medidas gubernamentales implantadas, el resultado obtenido es contrario al proclamado. Al margen de todo el debate de los reajustes presupuestarios, a la baja, tanto en materia de educación como de investigación y desarrollo no sólo podemos reprochar a los políticos que nos hagan más pobres sino que ahora podemos argumentar con datos científicos que los respalden que somos más idiotas gracias a ellos.

Quizá los dirigentes políticos lo hagan involuntariamente, pues estamos acostumbrados a pensar que el dinero que disponemos es mejor gastárselo en uno mismo y en su familia que en los demás aunque se trate de dinero público. O quizá lo hagan de forma deliberada para que, al hacer perder capacidad de juicio de los ciudadanos situándolos en una situación de restricción continuada, puedan perpetuar el statu quo que les garantice una posición en la jerarquía social que les aporte unos ingresos elevados y, con ellos, mantener sus capacidades intelectuales a pleno rendimiento.


La clase política se ve legitimada ya que todo lo que deciden lo hacen “pensando en los ciudadanos” que, por desgracia, vemos cada vez más limitada nuestra capaz de pensar e idear otra alternativa que la de velar por nosotros mismos. Mientras las políticas económicas, laborales, institucionales, sociales... proponen un modelo económico que aumenta la desigualdad en la que unos “listos” mantienen su posición mientras, el resto, nos vemos abocados a una movilidad social descendente que parece no tener fondo. Pero, ¿qué se puede esperar de un tonto?