lunes, 25 de marzo de 2013

Heurística del Reconocimiento: Intuiciones y Decisiones


Tenemos la falsa creencia de que cuanta más información tenemos mejores decisiones tomaremos. A mayor cantidad de información tendremos más elementos que ponderar y valorar, haremos una gestión más racional de la información, valoraremos los pros y contras para, por último, tomar la mejor decisión posible. A la hora de rellenar la quiniela, cada semana, me guío por este modo de proceder: sigo los noticiarios deportivos, leo la prensa cada día y analiza las trayectorias de los equipos antes de marcar el signo correspondiente. El domingo por la noche, pongo ansioso el teletexto para consultar los resultados y descubro, con mayor frecuencia de lo que me gustaría, que mi pareja ha acertado el resultado de más partidos que yo.

No es posible que esta elevada frecuencia se deba únicamente a una cuestión de azar. Debe existir una explicación que aclare este fenómeno. La encuentro en el libro “Decisiones Instintivas” de Gerd Gigerenzer.  Este autor sostiene que la intuición puede ser mejor herramienta de elección que la razón o cualquier programa estadístico que nos indique qué resultados anotar o a favor de que equipo apostar nuestro dinero. ¿Cómo alguien con menos información puede tomar mejores decisiones que los poseedores de grandes cantidades?


Es porque entra en juego la denominada heurística del reconocimiento aquella que orienta nuestra decisión, nuestras preferencias y nuestras respuestas hacia lo que nos resulta conocido. Por ejemplo, preferimos un producto de marca que hemos visto anunciado en televisión a otro que está a su lado en el lineal y del que no disponemos ninguna información ni referencia. Éste puede ser el motivo que se oculta tras el inexplicable hecho de que mi pareja tenga más aciertos en la quiniela. Ella decide a partir de informaciones parciales y, estas informaciones, le pueden llevar a tomar decisiones idénticas a las que tomarían los más legos en la materia.


Esta capacidad de coincidencia con las grandes mentes se debe a que mi pareja  basa su decisión en el factor que considera más relevante: el reconocimiento. Los expertos, por su parte, lo hacen basándose entre el conjunto de dimensiones que sopesan entre los dos que consideran tienen más peso, ignorando el resto de informaciones. Los expertos deciden basándose en buenas razones. El índice de aciertos de los expertos siempre será siempre alto porque ponen en juego un sistema decisorio de carácter racional. Mi pareja, me enseña que, en ocasiones, seguir la intuición puede ser igual de efectivo aunque, en otras, el resultado puede ser desastroso.

FUENTES CONSULTADAS
GERD GIGERZENGER “Decisiones Instintivas. La inteligencia del inconsciente” Ariel. 2008.

ENTRADAS RELACIONADAS
"Reconocimiento y personal branding: tu perfil social como fuente de recursos" (enlace)
"Percepción, confianza y autoestima: mirar sin ver" (enlace)

miércoles, 20 de marzo de 2013

Reconocimiento y Personal Branding: Tu Perfil Social como Fuente de Recursos


Vivimos rodeados de anuncios publicitarios, incluso nosotros mismos a través de nuestro forma de vestir, los lugares a los que acudimos somos nuestro propio anuncio, somos nuestra propia marca o nuestro personal brand. En nuestra casa, al salir a la calle, en nuestro trabajo una cantidad ingente de anuncios batallan por nuestra atención. Si, en algún momento, nos detenemos a analizarlos podemos descubrir que muchos de ellos  no nos informan de las características del producto que nos presentan. Simplemente apelan, vagamente, a algún tipo de emoción para que la asociemos con la marca que se publicita. El objetivo del anuncio no es que conozcamos el producto sino que se produzca el reconocimiento de la marca.


Las empresas desembolsan grandes cantidades de dinero por anunciar sus productos. Lo paradójico está en el momento en el que descubrimos que realmente no nos informan acerca de sus características, propiedades o ventajas. Las empresas gastan su dinero en darle visibilidad a la marca. Quieren que cualquier consumidor sea capaz de reconocerlas cuando deben tomar una decisión de compra. ¿De verdad resulta útil esta estrategia de promoción?


Debe serlo porque muchos de nosotros hemos caído en la tentación de vendernos y promocionarnos a nosotros mismos y dedicarle horas de nuestro tiempo a esta tarea. Las redes sociales de los medios digitales son el perfecto ejemplo. Las utilizamos para construir nuestra propia marca, es decir, nuestro personal branding. Se han convertido, los diferentes perfiles personales en las redes sociales, en un mensaje de reafirmación y un altavoz para decirle al mundo y a la comunidad que formamos parte de ella y que deseamos participar en su construcción y alterar su funcionamiento.


Sobre todo, se han convertido, las redes sociales, se han convertido en un vehículo a través del cual podemos construir una identidad, ficticia o no, y relacionarnos con el resto a través de ella. Es una vía de democratización de la sociedad y de las relaciones. Pero ¿qué buscamos realmente al construir nuestra marca personal en un perfil social? La respuesta es sencilla: reconocimiento. Buscamos un lugar en la memoria de las personas con quienes interactuamos a través de la red. Con esta presencia en la memoria del otro conseguiremos que éste confíe en nosotros en mayor medida que en un desconocido aunque, no haya habido contacto cara a cara con ninguno de los dos. A través del reconocimiento resulta más sencillo que se nos otorguen cualidades positivas o que se ensalcen aquellas que el otro conoce de mí porque se las he descrito. En definitiva, a través de nuestros perfiles en las redes sociales perseguimos un objetivo económico: acceso a recursos. Bien sea aumentando las posibilidades de encontrar pareja, encontrar personas con gustos afines, optar a un puesto de trabajo o que, en el caso de una empresa, los consumidores reconozcan mi producto en el lineal de un supermercado y me consideren una mejor opción frente a otros productos de los que quizá no haya entrado en contacto.

ENTRADAS RELACIONADAS
"Subliminal: Toma de decisiones en el punto de venta" (enlace)
"Separados pero conectados" (enlace)
"Transferencia de sensaciones" (enlace)

martes, 12 de marzo de 2013

Religión una gran Red Social


Todos los objetivos y la atención está hoy puesta en la ciudad de Roma. Más concretamente en el Vaticano, donde los cardenales de la Iglesia Católica se reúnen en el famoso Cónclave para elegir al próximo Papa que se que convierta en el líder espiritual de los millones de fieles de esta religión. Los medios de comunicación llenan hoy horas de televisión, radio y acumulan de tinta las hojas de los periódicos con numerosas quinielas acerca de quién será el nuevo Pontífice y cuáles los retos a los que debe hacer frente. Yo, Ignacio Bellido, formador en Salamanca, no he oído, visto ni leído a lo largo de todo el día una explicación o un debate acerca de qué es lo que buscamos los seres humanos al seguir una religión.

A lo largo de mis estudios en Antropología he dado con diferentes hipótesis y teorías que tratan de explicar por qué el ser humano construyó la religión. Algunas teorías defienden que se trata de un marcador genético y que los seres humanos estamos programados biológicamente para creer, otras teorías defienden que se trata de una construcción social a través de la que intentamos explicar los sucesos del mundo que no entendemos, pero sin duda, la que más me ha sorprendido y la que trataré de explicar en este post es la que defiende que la religión es un medio a través del que es posible que el individuo se sienta parte de un colectivo.

Siguiendo con esta hipótesis la religión es un vehículo de integración. La religión, siguiendo este argumento, es una red social de la que Dios forma parte y ocupa el lugar central. Dios es un miembro más de la red social con la particularidad de ser el conector que consigue enlazar a todos los miembros de la red, es decir, el vínculo que conecta a una persona con todas las demás. El Papa, siendo como es el portavoz terrenal de la palabra y la voluntad de Dios , es el símbolo de conexión de todos los cristianos del planeta .
A través de la creencia en Dios como el elemento central de una red que une a los seres humanos, indistintamente de su edad, sexo, lugar de nacimiento o residencia, lo que el ser humano transmite es que la creencia en Dios le permite sentir que posee un vínculo social con el resto de sus semejantes. Creer en Dios le permite sentirse próximo a cualquier individuo a través de un único grado de separación, en este caso Dios, por lo que el resto de creyentes no son más que los amigos de mi amigo (Dios). De este modo si un individuo se siente unido y vinculado a Dios, debido al carácter transitivo de esta relación, se sentirá unido, al mismo tiempo, al resto de individuos que también lo sienten.


Cómo es posible que el ser humano, considerado el ser más inteligente que puebla el planeta, pueda llegar a creer que Dios es un miembro más de la red social como lo es su cónyuge, un amigo, una hermana, sus padres… Aunque pueda parecer extraño, la manifestación de que Dios es un componente más de la red social es más frecuente de lo que pensamos. Se produce especialmente en personas o comunidades que se sienten aisladas. Un hecho irrefutable lo descubrimos al comprobar que las personas se vuelven más religiosas con la edad, conforme se van perdiendo seres queridos que tenían un papel importante en cuanto a conectores sociales. Cuando desaparecen estos conectores y nodos de nuestra red de relaciones los seres humanos anhelamos mediante la creencia Dios la posibilidad de volver a conectar con aquellos que estaban y que, desgraciadamente, ya no están.



Creemos en Dios para sentirnos conectados socialmente con los demás. Cuanto más aislados nos sintamos nos entregaremos a la religión con mayar fervor. La proliferación de medios de comunicación digitales en las sociedades desarrolladas es considerada por los jerifaltes de la Iglesia como una de las causas de la crisis de fe y de valores  del recién estrenado milenio, obispos,  monseñores y muchos de los representantes eclesiásticos sólo recurren al ataque contra los nuevos modos de construcción identitaria del individuo y de las sociedades en las que se integra. Lo que muestra la Iglesia con estos ataques es su deseo de no perder el statu quo, su lugar central en la red social, su capacidad de influencia y su sentimiento de poder. La reducción del sentimiento de soledad de las nuevas generaciones le trae sin cuidado , lo que verdaderamente les trae de cabeza es que hayan descubierto nuevos lugares en los que encontrarse y arraigar su sentido de pertenencia. Han perdido su capacidad de control sobre las relaciones del individuo con sus semejantes. Preocupándoles tanto este hecho, no entiendo cómo pueden seguir citándose Cónclave.

FUENTES CONSULTADAS
NICHOLAS CHRISTAKIS Y JAMES FOWLER “Conectados” Taurus. 2010

ENTRADAS RELACIONADAS
"El poder del contexto: Nadal y el dolor del abanderado" (enlace)

lunes, 4 de marzo de 2013

Casarse para Vivir Más


Los seres humanos utilizan como una estrategia para optimizar sus posibilidades de supervivencia, especialmente los hombres. Si un hombre contrae matrimonio consigue mejorar la salud y aumentar su esperanza de vida. Las mujeres también lo consiguen aunque en menor medida, un hombre mediante el matrimonio consigue prolongar su vida como media siete años mientras que las mujeres este número se reduce a dos.

¿Cómo redunda el matrimonio en el aumento de la esperanza de vida? La investigación realizada por Lee Lillard ha intentado dar respuesta  a este fenómeno. La primera razón es el matrimonio trae consigo una dinámica de apoyo emocional entre los cónyuges. El apoyo emocional de nuestra pareja nos reporta beneficios biológicos (disminuye nuestro pulso cardíaco en presencia de nuestra pareja y fortalece nuestro sistema inmunológico) y psicológicos (ayuda a prevenir la depresión, nos sirve como depósito de información y como fuente de asesoramiento). A estos beneficios del matrimonio hay que añadir el aspecto económico: es más barato vivir juntos que separados. Más barato aún lo sería vivir juntos en la viviendo de los padres de alguno de los cónyuges aunque este beneficios económico podría provocar la pérdida de los beneficios psicológicos aunque todo es cuestión de intentarlo.

El matrimonio aumenta especialmente la esperanza de vida en el caso de los hombres. ¿Qué puede contribuir a que el matrimonio mejore la salud del casado? El hecho más significativo está en que con el matrimonio se produce un cambio de hábitos. El hombre se ve impelido a cambiar los que hasta entonces eran sus hábitos de soltero y comenzar a asumir un conjunto de responsabilidades que le sitúan en la categoría de adulto. Con el “Sí quiero” los hombres dejan de dedicar tiempo a actividades que implican un riesgo para su salud: abandonan o reducen de manera notable sus patrones de consumo de alcohol, tabaco  y otras drogas, sus pautas alimenticias se vuelven más ordenadas, dedican menos tiempo a actividades de riesgo, conducen más despacio… Este cambio de hábitos contribuyen a que su salud mejore y su vida se alargue. Con el matrimonio el hombre descubre que aparecen nuevas formas de control y presión social que pone en práctica su esposa de cara a que éste modifique su conducta de cara a que el matrimonio perviva y, con ello, ambos cónyuges dispongan de más tiempo para disfrutar de su proyecto de vida en común.

¿Es tan importante el matrimonio para que la salud de un hombre se encuentre en unos parámetros de normalidad y sus posibilidades de supervivencia sean mayores? La respuesta a la incidencia del matrimonio en la vida del hombre nos lo aporta analizar qué sucede cuando un hombre enviuda. Cuando un hombre se queda viudo aumentan de forma sustancial (entre un 30 y un 100%) el riesgo de que fallezca durante los doce meses siguiente a la muerte de su esposa, aunque con el transcurrir del tiempo estos niveles se reducen. ¿Quiere esto decir que morirse poco después de que lo haga el cónyuge es una muestra de lo que quería el sobrerviviente quería a su cónyuge? No, lo que ocurre es que cuando la mujer fallece el hombre pierde todo lo que ésta le aportaba: apoyo emocional, una red social más amplia, ayuda en la gestión del hogar. 

Habitualmente, el hecho de enviudar supone una reducción y una pérdida significativa del universo social en el que nos movíamos lo cual redunda en la puesta en práctica de conductas tendentes al aislamiento.
El matrimonio nos hace vivir más años y con una mejor calidad de vida. Pero para que esto sea posible debe estar sustentado en unos vínculos sólidos y bien cimentados pero que sigan siendo flexibles. Basar el matrimonio en la rigidez de sus patrones  de sus conexiones harán que sean como el cristal que, debido a la cercanía de los átomos de los que se compone, se muestra sólido y rígido pero que ante una perturbación que le exige  flexibildad sólo encuentra una solución: romperse.

FUENTES CONSULTADAS
NICHOLAS CHRISTAKIS Y JAMES FOWLER “Conectados” Taurus. 2010

ENTRADAS RELACIONADAS
"Relaciones de Pareja: a quién quieren las mujeres" (enlace)
"Sexo esporádico: mujeres y hombres de ocasión" (enlace)

sábado, 2 de marzo de 2013

Dopaje y Fútbol: Viagra para estar a la Altura


La altitud es uno de los factores que más incidencia tienen en el rendimiento deportivo. Me vienen a la mente el caso de montañeros, alpinistas, ciclistas e incluso futbolistas. La altitud es uno de los factores que hacen jugar a su favor algunas selecciones durante las fases de clasificación para un Mundial. Me vienen  a la mente los casos de Bolivia, Perú, Ecuador, México que, sirviéndose de la orografía de sus países intentan obtener una ventaja significativa antes de que el balón comience a rodar. Los jugadores de selecciones poderosas como Brasil o Argentina, hasta hace unos años, temían jugar en estos países ya que temían una caída libre en su rendimiento y volver a sus países con el peso  de una goleada a sus espaldas. Sin embargo, los avances de la ciencia, especialmente de la medicina y la farmacología, han encontrado respuestas para reducir los efectos de la altitud, introduciendo un nuevo elemento de dopaje en el deporte en pleno siglo XXI. Se trata de un medicamento directamente relacionado con el sexo (en este blog ya hemos hablado de las relaciones entre deporte, pornografía y sexo): Viagra.


El conocimiento sobre los efectos de la altitud sobre el organismo se remontan a siglos atrás, a tiempos de la conquista del continente americano por el ejército español, pero su estudio desde la ciencia no comienza hasta el siglo XIX. Conforme subimos en altitud la temperatura desciende, los niveles de oxígeno se reducen y la presión atmosférica es menor lo cual afecta a nuestro organismo, aún encontrándonos en un estado físico excelente. Al reducirse la presión atmosférica los niveles de oxígeno en sangre se reducen, independientemente del sexo del individuo, lo cual deriva en síntomas como dolores de cabeza, naúseas, debilidad, insomnio, hiperventilación, lentitud en las respuestas motoras, menor resistencia al esfuerzo ya que a los músculos les llega menos cantidad de oxígeno… Se produce, por tanto, un desplome del rendimiento físico pero también se producen alteraciones de carácter emocional: menor tolerancia a la frustración, irascibilidad… ya que se tiene que realizar un rápido proceso de readaptación al nuevo entorno. Los médicos y fisiólogos ya conocen modos de reducir el impacto de la altitud llevando a cabo un proceso de aclimatación a la altitud de varios días. Sin embargo, la coyuntura económica actual lleva a que muchos deportistas, clubes y federaciones son puedan sufragar los costes derivados de este proceso de adaptación y buscan para ello fórmulas más rápidas de lograr esta adaptación a través del dopaje. La solución está en el sexo y en su fármaco estrella: Viagra.



El principio activa de la Viagra es el Sildenafilo que ayuda a mejorar la circulación de la sangre al aumentar el tamaño de los vasos sanguíneos y favorecer la circulación de la sangre. Basándose en esta información y en los datos de un estudio llevado a cabo en España en la Universidad de Barcelona, que defiende que el uso de la Viagra es recomendable para prevenir la formación de edemas pulmonares derivados de una situación de hipoxia (baja concentración de oxígenos en el organismo causada por la altitud). Los servicios médicos del Club Universitario, equipo peruano, han decido que los futbolistas consuman Viagra antes de enfrentarse al Cienciano, equipo de la ciudad de Cuzco situada a 3400 metros de altitud, para que su rendimiento físico, no sexual en el terreno de juego no caiga en picado. Curioso cuando el mérito más aplaudido de este medicamento es capacidad para levantar los ánimos caídos.

El Universitario no es el primer equipo en recurrir a la Viagra como práctica de dopaje en el deporte, especialmente en el fútbol. Otros equipos como el Gremio de Portoalegre o el Blooming de Bolivia han reconocido que también recurrieron a este método para afrontar su partido en Cuzco. Sin embargo, parece ser que esta práctica se sustenta en una falsa creencia que desmontaba en el diario Marca uno de los directores del estudio que ha sido tomado como referencia para la prescripción de Viagra a los futbolistas. Según se podía leer se afirma que la Viagra es buena para combatir la hipertensión en altura pero no para contrarrestar el mal de altura. Es decir, el uso de Viagra es recomendable para reducir  los riesgos derivados de la hipertensión pulmonar que pueden derivar en un edema pulmonar pero no tiene la capacidad, a corto plazo, de aumentar los niveles de oxígeno en sangre. Simplemente hace que una mayor cantidad de oxígeno través de la sangre llegue hasta los pulmones y puedan éstos seguir desarrollando su función. Pero esto no se deriva, según podíamos leer en el diario, en un aumento de la capacidad para enviar oxígeno a los músculos implicados en la práctica del fútbol El Viagra en altura se convierte, para el deportista, en un medicamento de prevención de un mal y no de mejora para una posible disfunción sexual.

FUENTES CONSULTADAS
"Universitario de Perú utilizará Viagra para contrarrestar altura" UNoticias 26/02/2013 (enlace)
CENTELLES BADELL, LETICIA"Efectos de la altura en el rendimiento deportivo" (enlace)
"La Viagra no levanta partidos" Diario Marca 01/03/2013

ENTRADAS RELACIONADAS
"Dopaje del siglo XXI: Porno para el deportista" (enlace)
"Drogas y Cocaína: Morir de éxito" (enlace)
"Dopaje y Muerte:  el doping a principios del siglo XX" (enlace)