sábado, 29 de septiembre de 2012

Capital Erótico: Para Ligar hay que Bailar con la más Fea


La principal preocupación del ser humano a lo largo de toda su historia como especies cómo ser capaz de sobrevivir. No sólo para mantenerse con vida, sino ser capaz de conseguir de sobrevivirse a sí mismo. Cómo. A través de la reproducción. Para facilitarnos la tarea encontramos en nuestros kioscos publicaciones como Cosmopolitan, GQ, Woman, Gentleman… que intentan ayudar tanto a hombres como a mujeres a encontrar la pareja adecuada.

El atractivo físico es un fuerte predictor de éxito a la hora de encontrar pareja y poder legar nuestros genes a la siguiente generación. Como ya se ha visto en otros post, gracias al  atractivo físico se puede disfrutar de una serie de ventajas sociales como son un mayor éxito social, económico y laboral. Además, cuánto más atractivo se es más probabilidades hay de que alguien del sexo contrario se muestre receptivo y esté dispuesta a iniciar una interacción ya que tiendes a proyectar en un rostro hermoso múltiples cualidades positivas.

La posibilidad o no de disfrutar de un rostro bello está, en gran medida, condicionada por la dotación genética de nuestros progenitores. Aún así, este hecho no resulta decisivo ya que tenemos a nuestro alcance múltiples recursos que nos permitan paliar las deudas que la naturaleza ha contraído con nosotros. Disponemos de cremas hidratantes que nos permiten tener una piel más lisa y brillante sinónimo de buena salud, productos que ayudan a combatir la pérdida capilar, lentillas que nos permiten elegir el color de nuestras pupilas, la cirugía estética que nos permite construir la imagen que deseamos (con más o menos acierto). No olvidemos que la aparición del maquillaje, aunque hoy nos es presentado como un recurso para resaltar los rasgos más hermosos que poseemos, tenía como propósito ocultar las deformidades a fin de no ser rechazado socialmente, lo mismo sucede hoy sólo que hemos revertido su pretendida funcionalidad aunque el objetivo se mantenga.

Podemos engañar al otro respecto a los atributos con los que la naturaleza nos ha dotado y presentarnos más atractivos ante el sexo contrario. Una estrategia muy útil, si carecemos de los medios económicos para contratar los servicios de un cirujano, es rodearnos de personas del sexo contrario que simulen interés hacia nosotros. Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Uppsala (Suecia) por Jacob Hoglund y Arne Lundberg, demuestra la validez de esta estrategia. Realizaron un experimento en el que emparejaron a una hembra y un macho de gallo lira entre los que la química con su piel no hace carga positiva. Sin embargo, los investigadores consiguieron revertir el proceso rodeando al gallo de una pandilla de gallinas disecadas en actitudes que mostraban interés hacia el gallo. Este hecho despertó el interés de la hembra guiada por el fenómeno de si hay tantas hembras interesadas en él debe ser porque posee alguna cualidad atractiva y excitante.

Nuestro fenotipo determina nuestras posibilidades de encontrar pareja, pero éste no es el único factor, sino que podemos utilizar las interacciones sociales para desviar la atención de nuestros competidores a fin de que miembros del sexo contrario con una excelente dotación genética queden disponibles. Por eso, es conveniente comenzar la noche bailando con la más fea o el más feo, a la vez que somos los únicos miembros de nuestro sexo dentro de nuestro grupo de amigos. Es la única manera que encontramos algunos para conseguir pareja.

FUENTES CONSULTADAS
ROBERT M. SAPOLSKY "El mono enamorado y otros ensayos sobre nuestra vida animal" Paidós. Barcelona. 2007
CATHERINE HAKIM "Capital Erótico: El poder de fascinar a los demás" Debate. 2012

ENTRADAS RELACIONADAS
"Capital Erótico: Me odian por ser tan guapo" (enlace)
"Invierte en tu Capital Erótico" (enlace)

lunes, 24 de septiembre de 2012

Cultura del Dolor: Dolor en cada Parto


Hace unos siglos una de la causa más común de muerte entre las mujeres era que ésta se pusiera de parta. El dolor al que se enfrenta una mujer durante el parto es tenido como uno de los más inhumanos, es más, se trata, dentro de la tradición cristiana, como un castigo divino como consecuencia del pecado original y la consiguiente expulsión de Adán y Eva del paraíso.

Esta experiencia que únicamente experimentan las mujeres debido a su condición sexual, vió como durante siglos se recurría a remedios populares de lo más curioso para aliviarlos: consumo de licor, brebajes preparados con cabezas de ciervo o con vino y especias, relicarios en el cuarto de las parturientas, realización de promesas, rezos, encargar misas… El dolor del parto era tenido como un trance inevitable que toda mujer debía experimentar sin buscar recursos externos para afrontarlo, así tardó tiempo en implantarse el uso del cloroformo durante el alumbramiento ya que era contrario a los mandatos divinos.

Al igual que el uso de remedios para aliviar el dolor en el parto, la presencia de hombres durante el mismo estaba censurada. El parto era una cosa de mujeres y los hombres estaban excluidos de él. La presencia del hombre en el parto no fue habitual hasta el siglo XVIII, cuando los conocimientos de medicina se extienden entre ciertos grupos de población, de los que no forman parte las mujeres cuyos conocimientos y asistencia en los partos poco tienen que ver con la ciencia y mucho con la tradición oral y la experiencia, y surge la figura del médico de carrera quien, hasta bien avanzado este siglo, solo es convocado a un parto en situaciones excepcionales  en las que la posición del feto así lo requería o se debía hacer frente a partos prematuros.

La presencia habitual de la figura masculina en el parto, junto con el avance en los conocimientos en obstreticia, trajo consigo un esfuerzo por minimizar la experiencia dolorosa de la mujer en este proceso. La extensión del uso del cloroformo, la aparición de los fórceps y mayor conocimiento  anatómico permiten, atendiendo a las señales gestuales y fisiológicas (repetición de las contracciones) de la parturienta, brindarle una mejor atención y aumentar las probabilidades de supervivencia de madre e hijo.

Pese a todos los avances médicos que minimizan el dolor durante el parto, hay corrientes pensamiento que abogan por realizar el parto sin recurrir a elementos que minimicen el dolor. Que el parto se produzca de manera natural, sin recurrir a medicinas ni a casaréas a fin de minimizar el impacto que le supone al bebé pasar del vientre de su madre al mundo real. Para ello aparecen defensores del parto en el agua, en el propio hogar… de tal manera que se reduzca el sentimiento de extrañeza en el bebé o en la madre, lo cual, resulta beneficioso para ambos.  Sin embargo, quienes defienden estas prácticas olvidan que en el parto intervienen fuerzas mayores que la mera voluntad, aparece un dolor que es el que extrae los gritos, los gestos y las palabras de una madre que se encuentra inmersa en un proceso de reacciones y respuestas involuntarias.


FUENTES
JAVIER MOSCOSO "Historia Cultural del Dolor" Taurus. 2011.

ENTRADAS RELACIONADAS
"El Poder del Contexto: Nadal y el Dolor del Abanderado"
"Espero volver y seguir luchando"
"Leer el llanto"

domingo, 16 de septiembre de 2012

Dopaje del siglo XXI: Porno para el Deportista

La testosterona es una hormona que todos los seres humanos poseemos en nuestro organismo. Sus niveles son diferentes entre unos y otros en función de variables como el sexo, los hombres poseen niveles más altos de esta hormona que las mujeres, o la edad, a medida que envejecemos su presencia en el organismo se reduce. La testosterona juega un papel muy importante en la preservación de la salud ya que ayuda a combatir desórdenes cardiovasculares, la diabetes, la osteoporosis, la obesidad y/o la depresión.

La testosterona es muy  importante en el rendimiento de los deportistas. Su papel en la recuperación física de los atletas y su contribución a mantener, durante un tiempo prolongado, el esfuerzo muscular hace que tanto deportistas como médicos deportivos busquen diferentes caminos por los que aumentar la liberación de la hormona por el organismo. Existen diferentes caminos, no siempre legales, por los que se ha buscado conseguir este aumento de los niveles de testosterona llegándose a recurrir en la actualidad a suplementos alimenticios.

Christian Cook y Blair Crewther han recurrido a otros medios para conseguir aumentar la presencia de esta sustancia en el organismo, llegando a alcanzar aumentos del 10% en los niveles de testosterona en la saliva. La metodología ha sido más sencilla de lo que pueda parecer, simplemente se colocaba a los sujetos que colaboraban en el experimento (jugadores de rugby) frente a una pantalla en la que visualizaban diferentes escenas: una escena de una comedia, un reportaje acerca del hambreen la infancia en un país africano, una escena de bailarinas desnudas, el entrenamiento de un equipo de rugby, una escena de violencia, y una pantalla en blanco.

Los resultados mostraron aumentos significativos de testosterona tras contemplar escenas eróticas, violentas y deportivas, mientras que los niveles se reducían en caso de presenciar escenas que desencadenaban emociones de tristeza, mientras que con escenas de humor la presencia de la testosterona aumentaba aunque en niveles muy bajos. Este hallazgo resalta la importancia de los vídeos motivacionales que algunos entrenadores comienzan a utilizar antes de una gran cita, como fue el caso del vídeo de Gladiator que Guardiola preparó para sus jugadores antes de la final de Champions de Roma. 




En vista a este estudio quizá, de hoy en adelante, los vestuarios de los estadios se llenen de "Interviu", DVD's de titulos provocativos y en los cuerpos técnicos aparezcan figuras como la stripper, el sicario o el monologuista.

FUENTES
PIERRE BARTHELEMY "Les sportifs vont-ils se doper au porno?" (enlace)
STEFANIA GRIMOLDI "Porno e film violenti? Un doping naturale" (enlace)

ENTRADAS RELACIONADAS
"Dopaje y Muerte: El Doping a principios del siglo XX" (enlace)

martes, 11 de septiembre de 2012

Identidad y Fútbol: El Barcelona como Símbolo de Subversión Política


El Fútbol Club Barcelona tiene como eslogan “más que un club”. Por encima de cuestiones futbolísticas el Barcelona no es sólo un equipo de fútbol, sino que también lo es de baloncesto, balonmano, atletismo, hockey patines, fútbol sala y, además, trata de formar parte de la vida social y cultural a través de la actividad de su fundación. Pero, por encima de todo el Barcelona es una pasión.

Una pasión que está salpicada por ideas políticas de corte nacionalista. No olvidemos que el anterior presidente, Joan Laporta, preside un partido político que promueve la independencia de Cataluña. El Barcelona, por tanto, es un club político en cuanto que es utilizado como la imagen de  Cataluña en el extranjero aunque, para los aficionados de fuera de esta región la insistencia por parte de ciertos estamentos del club de hacer apología al catalanismo no esté bien considerada.

Tratemos de entender esta defensa de su territorio e identidad. Los catalanes se sienten primero catalanes y luego españoles, lo cual resulta complicado de entender en las regiones de la meseta. Los catalanes contemplan al resto de los españoles, especialmente a los dirigentes del gobierno en Madrid, como una amenaza a su identidad y sus formas de organización social, cultural, política y económica. Consideran que desde Madrid tratan de acaparar sus recursos, por ello, el continuo debate político español en torno a la cuestión catalana del Estatut y los pactos y concesiones fiscales que le han sido concedidos. Lo que ocurre, si tenemos una perspectiva completa y objetiva, es que Cataluña sostiene en gran medida la economía española a través de sus aportaciones fiscales, aunque también es cierto que cuando se plantea la cuestión real de la independencia como afirma Jordi Pujol, los catalanes quieren seguir formando parte de España. Eso sí, lo que desean es poder expresar con libertad los símbolos de su identidad: idioma, senyera…


En días pasados se anunciaba que la segunda camiseta que lucirá el equipo la campaña 2013-2014 será un homenaje a la senyera (bandera de Cataluña) y con ello vuelve el revuelo y el debate de la cuestión catalana, introduciendo el debate político en el fútbol. Resulta curioso que el debate se haga con el Barcelona y no con otros equipos que también hacen alusión a banderas regionales en sus equipaciones: Valencia, Levante o  Athletic de Bilbao. ¿A qué se debe tanto revuelo? La respuesta la encontramos remontándonos décadas atrás.

España estuvo sometido a un régimen dictatorial durante 40 años, tras una cruenta Guerra “In”Civil. Cataluña fue la última región que presentó resistencia y Barcelona un gran foco de resistencia y una de las últimas ciudades en caer. Este hecho marcó claramente la relación que Franco, caudillo de España, mantuvo con Cataluña y Barcelona en donde gobernó, de manera aún más estricta si cabe que en el resto de España. Franco, reconocido seguidor del Real Madrid, presidido por aquel entonces por Santiago Bernabéu quien había servido al ejército franquista participando activamente en la destrucción y toma de la ciudad de Barcelona, se convirtió en el enemigo de los catalanes y de otros muchos españoles.

Bajo el clima de represión que los ciudadanos vivían durante este período de la historia de España, las muestras de hostilidad y descontento hacia el Régimen eran perseguidas y duramente castigadas. Ser seguidor del Fútbol Club Barcelona se convirtió entonces en una forma de subversión y de posicionamiento político en contra del Régimen. El Camp Nou se convirtió en el lugar en el que mostrar una identidad y símbolos prohibidos que en otros espacios era una locura enseñar.

El Real Madrid y sus jugadores se convirtieron en sus enemigos. El club era contemplado como un símbolo del Régimen y sus jugadores como los esbirros a sueldo del poder. En el estadio los aficionados podían gritar e insultar a los jugadores madridistas como si realmente lo estuvieran haciendo contra el aparato franquista, era el último reducto de resistencia que el catalanismo tenía a su alcance. Hoy ser del Barcelona no es una manifestación política, ni un vehículo de integración en la sociedad catalana como lo fue durante los años de emigración andaluza en los años del desarrollo industrial de la región. Hoy se puede ser del Barcelona simplemente por amor al fútbol.


FUENTES
SIMON KUPER “Fútbol contra el enemigo” Contraediciones. 2012. Barcelona

Otras entradas relacionadas
"Fútbol: Espejo de una sociedad de hombres" (enlace)
"Conductistas vs Cognitivistas" (enlace)

viernes, 7 de septiembre de 2012

Roles en el Pelotón: Esprinter ¿Español?


En el pelotón existe un grupo muy particular de ciclistas: los esprinter. Estos ciclistas se definen por su gran potencia y por su extraordinaria capacidad para alcanzar altas velocidades en pocos metros. Son los velocistas del pelotón, capaces de llegar a velocidades que rondan los 80 kilómetros por hora en una llegada masiva.

Es fácilmente identificable a un sprinter dentro del nutrido grupo de ciclistas que conforman el pelotón. Suelen ser corredores altos y pesados que el resto de sus compañeros, pero si hay algo que los define especialmente es su musculatura si la comparamos con el resto de ciclistas. De igual manera que sucede con los atletas de pista, los sprinters son los Usain Bolt del ciclismo y, a diferencia de los corredores de fondo, desarrollan su musculatura de forma diferente.

Los velocistas trabajan y tienen desarrolladas especialmente las llamadas fibras de contracción rápida de sus piernas. Estas fibras le permiten realizar esfuerzos breves de un intensidad muy alta a costa de un alto gasto energético, sobreviniendo más pronto la fatiga muscular. El hecho de desarrollar sobremanera estas fibras musculares es uno de los motivos por los que, cuando comienza un puerto, vemos que los primeros en quedarse son los velocistas. ¿Cómo es posible siendo tan fuertes? Desarrollar las fibras de contracción rápida merma el de las fibras de contracción lenta, que son las que se emplean para esfuerzos sostenidos a lo largo de un período de tiempo más prolongado. Un espriter coronando un puerto con los mejores, sería como ver Bolt compitiendo contra Mo Farah.


El esprinter no consigue por sí solo las victorias, sino que necesita de sus compañeros de equipo para alcanzar las velocidades más altas. Un esprint es una prueba de ciclismo en pista que se desarrolla por las calles de una ciudad. En él, sus compañeros de equipo escoltan a su velocista con el propósito de ubicarlo lo más cerca posible de la meta a la mayor velocidad posible. Para ello, se requiere un preciso ejercicio de cálculo en el que cada compañero sepa durante cuánto tiempo puede sostener el esfuerzo de conducir al pelotón, para que cuando su esprinter quede cara a cara frente al resto de sus rivales éste se encuentre en una posición de ventaja, habiendo gastado la mínima energía posible para que pueda sostener su descomunal esfuerzo durante el mayor tiempo posible para, así, tener más posibilidades de victoria.

Cuando comienza un esprint, como el que se vivió ayer en la etapa de la Vuelta a España entre Aguilar de Campoo y Valladolid, uno se pregunta dónde hay un español. En la etapa de ayer, el mejor español fue Rubén Pérez, que cruzó la meta decimoquinto. En España, los esprinter no están bien considerados, se infravalora el ganar una etapa en un sprint, al aficionado español lo que le gusta es ver ganar a sus ciclistas en la cima de un puerto. Ciclistas como Óscar Freire, son infravalorados y sus victorias no tienen apenas mérito. Pensemos cómo se valorarían en otros países el hecho de tener un ciclista que haya sido tres veces Campeón del Mundo, ganador en tres ocasiones de la Milán-San Remo, ganador de un maillot verde en el Tour…Pero en España, o compites por ganar una vuelta de tres semanas o lo que hayas hecho en otras pruebas carece de valor.

¿Por qué esta falta de vinculación del español con el sprint? Una respuesta la encontramos en la propia cultura del ciclismo español. En España no hay tradición de ciclismo en pista (cantera de velocistas) ni amplias llanuras en las que formar velocistas, apenas se celebran carreras de un día. Además, en categorías amateur e inferiores se buscan ciclistas capaces de superar recorridos difíciles. El que no es capaz de superarlos, sencillamente no vale. Por último, está el aficionado español que solo disfruta y apoya a los escaladores. El ciclismo español no tiene necesidad de esprinters para atrapar a la afición, para engancharla se han venido sucediendo ciclistas que pelean por ganar las grandes vueltas: Luis Ocaña, Pedro Delgado, Miguel Induraín, Roberto Heras, Carlos Sastre, Alberto Contador…

Decía Joaquín “Purito” Rodríguez en el primer día de descanso de esta Vuelta a España que al le hubiese gustado ser sprinter, ser tan fuerte y poderoso como ellos. Ser capaz alcanzar esas velocidades de vértigo y tener esa capacidad de desconexión de la que hacen gala  los esprinter otros días. Sin embargo, “Purito” se ha hecho ciclista para ser un esprinter a su manera, en la montaña, como buen español.



miércoles, 5 de septiembre de 2012

Roles en el Pelotón: De Profesión, Gregario


El ciclismo es un deporte cruel. Muchos chavales, siguiendo sus sueños de infancia y juventud, se esfuerzan en  llegar a ser profesionales, lo hacen con el deseo y el objetivo de ganar carreras. Ser como los grandes campeones que ven en a través de la televisión, vencer en las cimas de montañas míticas y vestirse con el maillot de líder al terminar una gran vuelta. Sin embargo, como dice Alberto Contador, “Sólo puede ganar uno” y muchos ciclistas deben asimilar que su carrera como profesional en el ciclismo le lleva a caminos muy diferentes a aquellos que soñaron en su juventud.

El pelotón, en su gran mayoría, está poblado por ciclistas que no corren para ganar, es más, si logran la victoria llega son conscientes de que ésta llega ha sido gracias a la casualidad. A estos ciclistas se les denomina gregarios. Un gregario corre para proteger al líder de su equipo del viento, de las cámaras de televisión, de sus rivales y ayudarle en los momentos difíciles de una carrera, es decir, de ser su apoyo, su escudero. Como sus líderes, un gregario se prepara y entrena a lo largo del año para serlo. Es más, no hay mayor honor para un gregario que ser la última línea de defensa de su líder.

Ningún ciclista ha nacido para ser gregario, lo que sucede es que el ciclismo profesional conduce la carrera deportiva del ciclista por roles diferentes a los anhelados. Todos quieren ser líderes, porque todos afirman tener genes ganadores. Pero unas veces por cuestión de edad, otras por cuestiones de rendimiento y otras por ceñirse a las órdenes tácticas del equipo (caso de Froome en el pasado Tour), ven cómo sus fuerzas son sacrificadas en aras de que su líder conserve las suyas. Pero, ¿en qué momento de la carrera de un ciclista uno pasa a ser considerado como líder y como ganador, o va a tener que quedarse con el rol de gregario?

Dani Moreno, ciclista del equipo Katusha y escudero de Joaquín “Purito” Rodríguez, dio su salto a profesionales en las filas del conjunto Relax, con el que debutó en el año 2004 en la Vuelta a Gran Bretaña, donde quedó quinto de la clasificación general. Este primer contacto con el mundo profesional, daba pie a predecir que estábamos ante el inicio de una carrera de brillante. Sin embargo, a Dani le costó vencer. Lo más cerca que estuvo fue en el año 2007 en la Vuelta a España, en esa edición había un final de etapa en un entorno muy conocido para él, el monte Abantos en Madrid. Ese día, Dani Moreno acarició la victoria con la punta de los dedos hasta que, en la última curva, su instinto le traicionó.

Dani Moreno tomó la última curva pegado a la valla, iba primero y apenas restaban 70 metros. Samuel Sánchez y su equipo habían decidido dinamitar la carrera sobre el asfalto mojado, un terreno donde el asturiano se desenvuelve a la perfección, con el propósito de intentar desbancar al ruso Dennis Menchov del liderato. Cuando Samuel puso exigente la marcha en la subida Dani aguantó su ritmo junto a Sastre y el propio Menchov Cuando apenas restaban unos metros para la meta Dani iba tirando del cuarteto con un ritmo muy exigente que hizo flaquear al ruso, entró primero en la última curva, cuando restaban pocos metros para conseguir su primera victoria . Sin embargo, Samuel sabía que ese día era el más fuerte, viendo que no encontraba espacio para adelantar gritó “¡¡Apártate!!” y Dani, obedeciendo a sus instintos primitivos acató la orden y vió como Samuel alzaba los brazos y podía degustar su triunfo con total tranquilidad. Qué distinta habría sido la carrera de Dani Moreno si no hubiese obedecido a sus impulsos, a la sumisión a un grito de un rival.

Su comportamiento en esa curva ha rondado la cabeza de Dani Moreno durante muchos años, más aún, cuando meses después el equipo Relax desaparecía dejando tras de sí una larga lista de impagos y acreedores. Dani Moreno se quedó sin equipo y en el paro, sin un currículum de victorias que mostrar. Suerte que, unos meses después, el Caisse D’Epargne se acordó de él, allí coincidió con “Purito” y comenzó a fraguarse su amistad. Amistad que le llevaría al equipo ruso de Katusha por petición del propio Joaquín a sus dirigentes.

Dani, ha podido comprobar al lado de Joaquín por qué el no ha llegado a ser un líder de equipo que pelea por las victorias en las grandes vueltas. Mientras Dani sucumbía a su instinto, Joaquín es capaz, como afirma en sus declaraciones, de no vencer a los mensajes de su cuerpo y cesar en el empeño por conseguir la victoria aún cuando va al límite. Cuando sufres al límite no piensas en nada, no tienes tiempo. Sólo intentas darlo todo, que no te dejen atrás, concentrándote únicamente en convertir el dolor que sientes en potencia”. La misión de Dani y de otros muchos, es conseguir que a su líder no le derrote la impotencia.


FUENTES
"El espectáculo de los otros". E. RODRIGA ÁLVAREZ. El País. 5 de Septiembre 2012. (artículo)


lunes, 3 de septiembre de 2012

Drogas y Cocaína: Morir de Éxito

El 8 de junio de 1986 los Boston Celtics lograron su decimoquinto título de Campeones de la NBA, fue el último que lograría la que era su gran estrella Larry Bird, tuvieron que pasar 22 años para que en el 2008 sus jugadores volviesen a hacerse con el anillo de Campeones.

El camino hacia el título no fue sencillo ya que en la primera ronda de los playoffs tuvieron que enfrentarse a los Chicago Bulls de la estrella emergente Michael Jordan, quien, ya avisó de lo que llegaría a ser al anotar 63 puntos en el segundo partido de la serie. Larry Bird declaró en relación a la exhibición de Jordan que ese día vio a Dios disfrazado de jugador de baloncesto. Tras eliminar a los Bulls dieron cuenta de los Atlanta Hawks de Dominique Wilkins y donde despuntaba el base Doc Rivers, quien en 2008 conduciría a los Celtics hasta el título ya como entrenador.  En la final de la Conferencia Este vencieron a los Milwaukee Bucks, que a principios de la década de los 80 era un equipo muy competitivo, para alcanzar la final donde vencieron sin muchas dificultades a los Houston Rockets de un joven Olajuwon que habían dado la sorpresa al eliminar a los todopoderosos Lakers.

Apenas nueve días después de terminar los playoffs tuvo lugar la elección del draft. El draft es un sistema de elección de jóvenes jugadores sustentado en el principio de igualdad de oportunidades. Este sistema de elección, ideado por Benneville Bell en 1935, empleado en la NBA desde 1947 persigue la paridad en la competición permitiendo a los peores equipos elegir a los mejores jugadores universitarios para, a partir de ellos, construir sus plantillas alrededor de este jugador franquicia para cumplir con el lema de “Un domingo cualquiera, cualquier equipo ganará a cualquier otro equipo”. En el draft el orden de elección se hace en orden inverso a la clasificación del último campeonato de tal manera que el peor equipo de la temporada será el primero en elegir y el campeón el último.

En 1986 a los Celtics les tocaba ser los últimos en elegir, sin embargo fueron los segundos tras pagar una elevada cantidad de dinero a los Seattle Supersonics por sus derechos de elección en el draft. Los Celtics, temerosos por el aumento de nivel de sus competidores y siendo conscientes de iniciar un proceso de renovación de su plantilla, seleccionaron al jugador de la Universidad de Maryland: Leonard “Len” Bias, en un draft al que también concurrieron jugadores como Brad Daugherty, Mark Price, Dennis Rodman o los europeos Drazen Petrovic y Arvydas Sabonis.

Len Bias era un alero de dos metros de altura con una capacidad atlética y una técnica de tiro que le había granjeado numerosas ovaciones y reconocimientos, además de ganarse la admiración de los aficionados que acudían a verle jugar al Cole Field House de la Universidad de Maryland. Era tal el dominio del baloncesto de Bias que durante dos años consecutivos fue nombrado como mejor jugador de la División Atlántica sucediendo en el palmarés a Michael Jordan. Era tal la proyección de Bias que los medios estadounidenses decían de él estaba llamado a ser una de las grandes estrellas de la NBA en la siguiente década y quien debía tomar el relevo de Larry Bird. Es más, el día posterior a su elección por los Celtics firmaba un contrato con la marca deportiva Reebook, que en aquel momento dominaba el mercado, por nada más y nada menos que tres millones de dólares.

Después de los agitados de días que para un jugador representa el draft, Len Bias regresó al compus de Maryland donde sus compañeros le esperaban para celebrar por todo lo alto su elección por los Celtics. Como toda buena fiesta entre triunfadores que se celebraban en los años 80, el alcohol y la cocaína no podían faltar. Eran las drogas del momento y el símbolo que los negros del Bronx utilizaban como conquista de un espacio de donde eran excluidos Wall Street y todo la imagen de éxito y prestigio que se asociaban del corazón financiero de la nación y del mundo. Mientras el crack era tenida por una droga propia de la población afroamericana, con toda la carga peyorativa que eso suponía, la cocaína era un símbolo de poder, éxito, prestigio y riqueza.

Len Bias como protagonista de la fiesta, vencido por la presión del grupo, consumió cocaína, sustancia que rápidamente alcanza el torrente sanguíneo y es transportada al cerebro. El cuerpo humano, a través de las enzimas del hígado y la sangre, es capaz de degradar la mitad de la dosis de cocaína consumida en una hora, por ello quien las consume está rápidamente preparada para una nueva dosis con la esperanza de volver a recuperar los síntomas euforizantes y evitar la sensación de fatiga de unos días tan intensos de halagos, felicitaciones factores, ambos, que inducen a consumos compulsivos. Éste fue el error del alero de Maryland, en la búsqueda de un nuevo rush (subida), no tuvo en cuenta que las dosis adicionales que iba consumiendo se iban acumulando en la sangre derivando en un cuadro de sobredosis. No era la primera vez que “Horse” Bias consumía cocaína, era una práctica habitual entre los jóvenes de la época y un recurso, el uso de estimulantes, entre los deportistas de cara a optimizar su rendimiento.

Bias falleció esa misma noche de un fallo cardíaco, en la que hasta entonces había sido su habitación de la residencia universitaria en el campus de Maryland, como consecuencia de su continuo consumo de cocaína durante la fiesta celebrada en su honor. Apenas dos días después de ser elegido por los Celtics y cuando el sol amenazaba con romper la oscuridad de la noche, su corazón se detuvo después de un buen númerod e convulsiones. Su muerte provocó una gran conmoción en Estados Unidos, y cuatro días después de su fallecimiento más de 10.000 personas se congregaron, en el pabellón donde tanta admiración despertó, para darle el último adiós a la que había sido su estrella durante los últimos dos últimos años.

La repercusión del fallecimiento fue tal que impulsó la que años más tarde se conocería como “Ley Bias”. Una ley, aprobado años más tarde con una de los más amplios consensos entre demócratas y republicanos que se recuerda en el Congreso, destinada a endurecer las penas por la tenencia y el consumo de una sustancia, que hasta este momento, no era tenida por peligrosa, y fomentar la educación en materia de drogas de una juventud que desconocía los riesgos a los que se exponían.


ENTRADAS RELACIONADAS
"Atribución de valor: La entrevista de trabajo de una estrella" (enlace)