sábado, 11 de agosto de 2012

Ñame: El Motor de la Velocidad


Aseguran los jamaicanos que su extraordinaria capacidad para las carreras de velocidad proviene de sus antepasados. Estos antepasados, provenientes en su gran mayoría del continente africano que se asentaron en la isla a consecuencia de la necesidad de mano de obra para la producción de azúcar, Jamaica fue el mayor exportados de azúcar del mundo desde el siglo XVII hasta el XIX. Tiempo en el que la isla estuvo sometida al dominio inglés y en la que, los esclavos se veían obligados a correr, y mucho, si querían escapar de las cadenas de la esclavitud.


Este legado, junto a la presencia en la dieta de los jamaicanos de un tubérculo: el ñame, ha dotado a los isleños de una superior capacidad atlética. El cultivo del ñame en Jamaica se introdujo a través de la población esclava procedente de África, quienes, en su mayoría, procedían de lo que hoy conocemos como Nueva Guinea donde este alimento era parte fundamental es la dieta.

Al ñame se le asignan varias virtudes como son su capacidad para fortalecer las defensas del organismo, se emplea para el tratamiento de enfermedades dérmicas, posee cualidades depurativas y diuréticas ayudando a prevenir la formación de coágulos en la sangre. En cuanto a cómo la presencia del ñame en la dieta de un atleta puede propiciar una mejora en su rendimiento lo encontramos en su relación con la composición de las fibras musculares.

Durante generaciones el ñame ha sido indispensable en la dieta de los jamaicanos al tratarse de un alimento barato y que aporta una gran cantidad de energía. Este uso ha llevado a que la población jamaicana, especialmente entre aquellos que provienen de la zona oeste de la isla, conocida como Cockpit Country, posee en una mayor proporción el gen 577RR como ha mostrado la investigación elaborada conjuntamente por la Universidad de Glasgow y la Universidad de la Indias Occidentales del Caribe . Este gen, una variedad del gen ACTN3, está asociado con el funcionamiento de las fibras musculares de contracción rápida que son claves en carreras de alta velocidad y para la fuerza explosiva necesaria en un sprint.

La mayor presencia del gen 577RR en el organismo da lugar a una mayor capacidad para bombear cantidades mayores de sangre y con una frecuencia mayor. Este hecho, que puede asociarse a una hipertrofia del corazón, permite a corredores como Bolt, Blake o Powell  que su corazón sea capaz de consumir una mayor cantidad de oxígeno durante un sprint, lo que acaba reportándoles una ventaja en comparación con el resto de atletas.


Hemos de saber que las fibras musculares, que podemos clasificar como de contracción lenta y de contracción rápida, son las células encargadas de permitir y favorecer  la contracción de los músculos. Cada ser humano tenemos diferente proporciones de unas y otras, los atletas de velocidad tienen una mayor cantidad de las segundas. Estas fibras son las que se emplean para esfuerzos breves pero de gran intensidad que requieren un gran consumo de energía, derivando en una más pronta fatiga muscular.


La composición de estas fibras queda determinada genéticamente, por lo que su impronta está determinada por la herencia genética de nuestros padres. Según parece indicar el estudio antes mencionado, basta con que la madre haya consumido ñame durante los tres primeros meses de gestación para determinar la composición de las fibras musculares del feto y la proporción del gen 577RR.

La historia de esclavitud y la presencia del ñame en la dieta jamaicana ayudan a explicar por qué Jamaica se ha convertido en el paraíso de la velocidad en las últimas décadas, pero no son los únicos. El atletismo como un recurso para salir de la pobreza, la predisposición de la sociedad jamaicana a encumbrar como héroes a sus grandes atletas y contar con Mills como preparador de sus velocistas hacen que el nombre y la bandera de Jamaica inunde los Estadios de Atletismo en cualquier gran cita.

1 comentario:

  1. Interesante artículo. No sabía que el consumo de ese tubérculo podía activar a ese gen responsable del aumento de las fibras de contracción rápida. Por otra parte, también pudo haberse producido un fenómeno, muy conocido en biología evolutiva, de cuello de botella, es decir, unos pocos esclavos africanos fueron llevados a esa isla, y a partir de ahí, todos los descendientes derivan de esa pequeña población original, si por efecto del azar, aquellos repobladores originales tenían una proporción elevada de ese gen, eso podría explicar la mayor presencia de este gen en toda la población. Por otra parte, creo, según he visto en estas últimas olimpiadas que Jamaica no tiene nada de nada, excepto la velocidad. En lo demás es un erial. Si uno, sólo se centra en una cosa, por lógica, también ha de rendir más. Principio de eficacia ¿no?
    Me encanta este blog.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante