martes, 28 de agosto de 2012

Drogas y Cerebro: Marihuana y Olvido

La Universidad de Duke, en colaboración con el Instituto de Psiquiatría del King’s College de Londres, ha publicado un estudio, en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, donde afirma que la marihuana causa daños permanentes en la memoria, la atención y la inteligencia en aquellas personas que se iniciaron en el consumo de esta sustancia durante la adolescencia.

Para llegar a esta conclusión hicieron un seguimiento de más de mil personas nacidas en 1972 y 1973 en Dunedin (Nueva Zelanda) durante 38 años. Han descubierto que quienes afirmaban mantener un patrón de consumo, de al menos, una vez a la semana desde su adolescencia perdían como media 8 puntos de valoración en su CI comparando los registros obtenidos a los 13 y a los 38 años de edad. Lo curioso es que quienes se iniciaron en el consumo en la edad adulta, no muestran un deterioro de sus capacidades intelectuales.

Es sabido que la marihuana compromete la capacidad de aprendizaje de quien la consume así como la generación de nuevos recuerdos mientras sus sustancias activas están presentes en el organismo (hasta 48 horas después de su consumo). Esto no quiere decir que quienes consumen marihuana cada pocos días esté libre de sus efectos, sino que vivirá en un estado en el que sus funciones cognitivas estarán continuamente comprometidas.

Sucede que entre los consumidores habituales de marihuana su flexibilidad mental y su capacidad cerebral para establecer nuevas conexiones neuronales está muy debilitada, y con ello muestran cierta incapacidad para la resolución de problemas y para elaborar nuevas estrategias de acción. Como los efectos de la marihuana persisten en el cerebro podremos encontrar aquí una de las respuestas al hecho de que quienes consumen marihuana vean reducidas sus capacidades cognitivas como señala el estudio dirigido por Terry Moffitt.

El dato más revelador de este estudio es que nos muestra cómo afecta la edad en el inicio de consumo de marihuana a las capacidades cognitivas del sujeto. Iniciar el consumo durante la adolescencia, una etapa en  nuestra vida en la que nuestro cerebro está aún desarrollándose, seguido de un consumo continuado provoca déficits permanentes en nuestra memoria y en el aprendizaje verbal, así como hay indicios de que un consumo a edades tempranas provoca alteraciones en el desarrollo del sistema visual. Por último, no debemos olvidar que cuánto más pronta es la edad de inicio en el consumo mayores son las probabilidades de desarrollar un trastorno psicológico en el futuro.

Frente a estos datos de cómo el consumo de marihuana afecta a las capacidades cognitivas del ser humano, siguen sin aparecer investigaciones concluyentes acerca de por qué existen en nuestro cerebro receptores cannabinoides y qué misión cumplen. Una posible respuesta puede ser en que nos puede servir como herramienta para contrarrestar el dolor o para superar situaciones en las que nos quedamos bloqueados por la ansiedad. Pero, ¿en qué momento de nuestra evolución aparecieron estos receptores de THC? ¿Con qué propósito aparecieron y cómo han ido evolucionando? Si compromete nuestro aprendizaje y nuestra memoria, puede que comenzáramos a emplearla para olvidar la situación doloroso física o emocionalmente que ha hecho necesaria su utilización. Son respuestas que se me ocurren así, a bote pronto, tan cuestionables como poco rigurosas. Se aceptan y agradecen sugerencias y nuevas hipótesis.

4 comentarios:

  1. Ya había leído estudios referentes al hecho comprobado de la pérdida de memoria en consumidores habituales y de larga duración.

    Me sorprende el echo que apuntes de que en personas que inician el consumo en edades más adultas este hecho no se repite.

    Y desde mi punto de vista, deberían estudiarse más científicamente las propiedades curativas (o no) del THC para acabar con la eterna polémica de la 'Legalización". Aunque yo dudo mucho esas "propiedades"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De verdad crees que el conflicto que se genera en torno a la legalización de la marihuana nace de las probables propiedades positivas que se pueden extraer de la sustancia? ¿De veras crees que si se demostrase que no tiene ninguna propiedad curativa el tema quedaría zanjado? ¿Tan inocente eres? Hay mil y un motivos para legalizar la marihuana, y el menos trascendente son sus propiedades curativas.

      1º Legalizar equivale a hundir el mercado negro y el contrabando, lo que supone acabar con los criminales. Estos pasarían a ser simples empresarios amparados bajo el imperio de la ley. Arreglarían sus disputas como lo hacen el resto de empresarios: opas, fusiones, absorciones, querellas y juicios, etc. Con los ingresos para esta industria (legislativa) que ello conlleva.

      2º El hundimiento del mercado negro equivale a reflotar la economía. Todos esos movimientos de dinero sumergido quedarían grabados de impuestos y limpios, o por lo menos en teoría (en todas partes hay ladrones que evaden impuestos, pero al menos no una economía al completo).

      3º La ilegalidad de esta sustancia no tiene que ver con su perjuicio a la salud, si fuese así, tabaco, alcohol y armas tendrían que estar más que prohibidos por ser mercaderías de la muerte, pero no solo no lo están, sino que además son las tres primeras causas de defunciones en todo el mundo, y el tabaco supera a las dos siguientes juntas.

      4º Legalizar o prohibir no es una cuestión de bueno o malo, correcto o incorrecto, blanco o negro, se trata de un proceso sociológico que abarca toda nuestra historia como seres sociales por naturaleza. ¿Por qué el tabaco, el alcohol y las armas son legales y la marihuana no? es resultado del proceso histórico, una simple cuestión cultural histórica. Los occidentales, y concretamente nosotros los españoles, fuimos los primeros en llegar a las américas y importar sus productos a la vieja europa, y entre ellos el tabaco. El alcohol forma parte de todas las culturas europeas y básicamente de todo el mundo. y las armas...bueno esas han estado con nosotros desde que empezamos a coger piedras y a tirárnoslas unos a otros. ¿La marihuana? Aunque en algunas culturas se lleva usando hace miles de años, en la cultura occidental su conocimiento y su fama no empieza a hacerse presente hasta hace relativamente poco. Además, que se prohíba o no, no va a conseguir que se destierre ni la sustancia, ni el consumo de ella, por lo tanto es de insensatos e ignorantes darle la espalda a una realidad que nos rodea.

      5º Está demostrado que el legalizar el consumo de marihuana no se relaciona directamente con el aumento de este. De hecho, el ejemplo de Holanda es incluso inverso, es uno de los países de Europa con el consumo más bajo de cannabis por sus habitantes, comparado con el resto de medias europeas, donde, sin sorprender a nadie, España tiene el meritorio puesto nº 1.

      Esto no es un hecho, pero bajo mi punto de vista muchas veces quitar la prohibición sobre algo hace perder el interés en esa cosa. Somos así de contradictorios. Podría seguir dando argumentos, porque la verdad es que hay para aburrir pero creo que la idea ha quedado bastante clara.

      PD: Yo fumé cannabis una temporada y he visto a amigos quedarse realmente "tocados" por su consumo abusivo, sobra decir que desde que empecé a ver esto en amigos lo dejé para siempre, sin sentir ninguna nostalgia por ello. Pero defiendo su legalización porque estudiando el tema en algunos reportajes que he realizado, te das realmente cuenta de que prohibiéndolo no consigues solucionar el problema de igual modo que esconder la mierda debajo de la alfombra no hace que tu casa esté más limpia...

      Eliminar
  2. Como os gusta prohibir aquello que no gustáis.

    ResponderEliminar
  3. He conocido a personas que han tenido problemas laborales como consecuencia del consumo de marihuana.

    Mala memoria - errores - despido.

    La mala memoria en estos casos no son hechos aislados, sino sucesos diarios, en aspectos más o menos importantes.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante