viernes, 29 de junio de 2012

Atribución de Valor: La Entrevista de Trabajo de una Estrella


El draft de la NBA es como estar en el patio del colegio esperando a que te escojan para jugar. La mecánica de funcionamiento es la misma, los mejores jugadores serán elegidos en los primeros lugares, mientras que los peores tardarán tiempo en sentirse miembros de un equipo. En la NBA, elegir al jugador adecuado puede marcar la diferencia y, a partir de ahí, comenzar a construir un equipo ganador.

Elegir en los primeros puestos, el orden de elección se hace en el orden inverso a la clasificación de la temporada: el último clasificado elige primero y el primero el último, conlleva la responsabilidad de hacer una buena elección. Eso sí, estas elecciones se basan en hipótesis y conjeturas acerca de lo que cada jugador puede aportar a cada equipo y la progresión de ellos esperada. Un ejemplo, Michael Jordan, Kobe Bryant o Pau Gasol no fueron los números uno del draft. Al fin y al cabo, el draft no deja de ser un proceso de selección similar al que realiza cualquier empresa, por lo que es probable que escoja al candidato más eficiente.

Si bien el draft no es el mecanismo de selección más eficiente para un equipo, sí que es un predictor acerca de los minutos y partidos que estará en pista un jugador. Un estudio realizado por Barry M. Staw y Ha Hoang descubre la influencia de la posición en la que un jugador fue seleccionado en el draft en su carrera deportiva. Aquellos que hayan sido seleccionados entre las primeras posiciones, más allá de su rendimiento en la pista ya sea a nivel defensivo como ofensivo, dispondrán de más oportunidades y más minutos en la pista que el resto de jugadores que fueron seleccionados en posiciones más retrasadas, aunque su rendimiento y aportación por minuto en pista sea mayor. Además, quienes son seleccionados en posiciones más retrasadas tienen una mayor probabilidad de ser traspasados a otro equipo y su carrera profesional en la NBA tiende a ser más corta: un jugador elegido en la primera ronda del draft permanece, como media, tres temporadas más que alguien seleccionado en la segunda ronda. Un ejemplo es la figura emergente de la pasada temporada Jeremy Lin, un jugador que no llegó a ser seleccionado por ningún equipo enel draft de 2010. Comenzó probando en la liga de verano en Dallas, de allí marchó a Golden State y luego a Houston rockets para, finalmente, recalar en los Knicks de Nueva York donde dejó de ser el tercer base del equipo para convertirse en una de las sensaciones de la NBA.


Según lo expuesto Staw y Hoang, si dos jugadores tienen un mismo rendimiento en pista por minuto de juego, racionalmente, deberían permanecer el mismo tiempo en la cancha. Sin embargo, descubren que aún siendo así, el jugador que haya sido seleccionado antes en el draft dispondrá de más minutos de juego en los que demostrar su potencial. La causa de esta diferencia se debe a que entran en juego las primeras impresiones y la atribución de valor, por la que tendemos a etiquetar y juzgar a la gente en base a las opiniones iniciales. Una vez que un jugador es etiquetado como una gran estrella, las primeras elecciones en el draft, los entrenadores dejarán de tener en cuenta sus capacidades reales y su rendimiento deportivo para optar por sacarles a la pista tomando como referencia la posición del draft ocupada por ese jugador. Independientemente de los puntos, rebotes, asistencias o robas de balón, todo estó tendrá influencia en el tiempo que pasará en pista, pero nada lo tendrá tanto como la posición en la fue escogido, aún pasados varios años desde su elección.


1 comentario:

  1. Hombre,todo eso es cierto,pero también es cierto que un numero 4 como Milicic en la tanda de LeBron,Carmelo o Wade no se convirtió en un jugador tan determinante como ellos y está haciendo una temporada decepcionante en Minnesota para ser,en teoría,el jugador que más debería aportar junto a Love. Con esto quiero decir que se puede triunfar en la NBA independientemente de la posición en la que eres drafteado,como es el caso del mencionado Lin. Este hombre ha pasado de no ser nadie a ser una de las personas más influyentes del mundo según la revista People si mal no recuerdo. Y todo esto se le debe al Boom que logró en cuanto tuvo la oportunidad en los Knicks,y que de haberlo hecho en su época universitaria se habría ganado su número 1 o 2 en el draft de 2010. Resumiendo,es muy importante la posición del draft,ahora,este viene dada por la explosión deportiva de cada uno,y en caso de que esta venga en la mitad de tu carrera,la oportunidad la tendrás entonces. Gran artículo

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante