lunes, 26 de marzo de 2012

Telómeros: La Clave del Envejecimiento

Vivimos rodeados de mensajes y productos que invitan a que adoptemos medidas para frenar el envejecimiento. Sin embargo, ante tanto producto milagro, la alimentación, la higiene, el cuidado por la salud y un estilo de vida equilibrado son los factores que ayudan, con mayor eficacia, a frenar el deterioro de nuestro organismo.

Un indicador del desgaste de nuestro cuerpo nos lo ofrecen los telómeros los cuales, a través de un simple análisis de sangre, pueden hablarnos de nuestro estado de salud y de nuestro proceso de envejecimiento.

Los telómeros son segmentos de ADN situados en los extremos de los cromosomas cuya función es evitar su desgaste que dos cromosomas puedan unirse. Lo que sucede es que cada vez que una célula se divide sus telómeros se acortan, llegando hasta un punto en el que la división celular deja de producirse quedando cada una de ellas en un estado de muerte o senescencia. 

La longitud de los telómeros ha empezado a tenerse en cuneta como indicador del estado de salud presente y futuro de una persona. Gracias a las investigaciones de Elizabeth H. Blackburn, merecedoras un premio Nobel sabemos que una reducción en el tamaño de los telómeros aumenta las probabilidades de padecer ciertas enfermedades cardiovasculares, diabetes, alzheimer, cáncer…

Prueba de las relaciones entre la longitud de los telómeros y enfermedad lo ofrecen el estudio de Mary Whooley titulado Heart and Soul” y otra estudio realizado por el genetista Richard Cawthon.

Las enfermedades indicadas están asociadas al envejecimiento y al deterioro del organismo. Deterioro que, según Blackburn, está directamente relacionado con el estrés crónico y con el hecho de haber padecido sucesos traumáticos durante la infancia.

Patricia Summitt, de 59 años, es un ejemplo de cómo vivir en un entorno de estrés crónico puede favorecer la aparición de enfermedades de tipo degenerativo como el Alzheimer. Summitt lleva siendo entrenadora de baloncesto los últimos 38 años durante los cuales ha conseguido 8 títulos universitarios y ser el entrenador universitario con más victorias. Además de dos medallas olímpicas, una de plata como jugadora y otra de oro ya como selccionadora estadounidense en los juegos de Los Ángeles.

Sin embargo, tanta entrega apasionada, su esfuerzo continuo y su trabajo constante no han impedido que hace ocho meses se le diagnosticara principio e Alzheimer. Desde entonces, el ánimo de Summitt se ha templado, ya no se la ve protestando a los árbitros ni golpeando el suelo de la pista con sus manos, y su tarea como entrenador ha quedado relegada a un segundo plano.

Ella es consciente de que su capacidad para controlar, al mismo tiempo, todos los movimientos y detalles técnicos y tácticos de diez jugadores que se encentran en la pista se ha visto muy reducida. Ahora sólo puede centrarse en seguir y dar instrucciones a sus jugadoras de una en una.

Probablemente, si Summitt, y otros tantos enfermos de Alzheimer, hubiese dispuesto de los medios para llevar un control en el tiempo de la longitud de sus telómeros hubiese podido introducir medidas en su vida cotidiana para evitar su acortamiento. Este acortamiento puede verse frenado gracias a una dieta rica en verduras, legumbres y en ácidos grasos omega-3 de origen marino ,la práctica diaria de ejercicio físico, una vigilancia periódica del estado de salud ,unos hábitos en la higiene corporal y unos hábitos de relación social de carácter positivo.

La longitud de los telómeros no es un síntoma de que se padecen ciertas enfermedades relacionadas con el envejecimiento, sino que, al igual que el peso, es un indicador que, vinculado a otros indicadores como la edad, el sexo, el estilo de vida… sirve como indicador y predictor de las posibilidades de padecer ciertas enfermedades.

Por ello, si nuestro sistema de salud dispone de los medios para analizar el tamaño de nuestros telómeros nos ayudará a tener un mejor control de nuestra salud. Lo siguiente es que cada uno de nosotros adopte las medidas, siguiendo una estilo de vida equilibrado, que frenen el proceso de deterioro de nuestro organismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante